Carmela Silva revalida la presidencia de la Diputación de Pontevedra

Una economía sostenible basada en una fuerte apuesta por políticas de transición ecológica y un cambio de sistema en el que la igualdad sea el motor necesario, serán dos de los ejes fundamentales que vertebrarán de manera transversal el nuevo proyecto político que afronta desde hoy el nuevo gobierno de la Diputación de Pontevedra que vuelve a presidir la socialista Carmela Silva. La presidenta provincial, que dirigirá de nuevo un gobierno de coalición formado por los 13 diputados y diputadas del PSDG-PSOE y los 3 integrantes del BNG, tomó posesión de su cargo en la sesión constitutiva de la nueva corporación y relató las principales líneas que marcarán las políticas provinciales de los próximos 4 años.

Carmela Silva señaló en su discurso que “una economía sostenible significa un nuevo tratamiento de residuos sólidos, la recuperación de los espacios públicos para crear espacios de vida que puedan ocupar las personas, la movilidad sostenible, la lucha contra las emisiones, implantar energías renovables, y el cambio del sistema para que la Igualdad sea el motor en el que las mujeres tienen que jugar un papel fundamental”. “Una economía, dijo, que respete el entorno y el patrimonio, tanto en la industria, en el turismo como en todos los sectores productivos”

Silva agradeció el apoyo de las diputadas y diputados, de su partido “por la confianza depositada en mi persona”, del BNG “por su generosidad para entender que son tiempos de acuerdo y consensos”, y de la ciudadanía “que revalidó en las urnas nuestro proyecto compartido, iniciado hace cuatro años”. En este campo, adelantó que para la próxima legislatura “el cambio será imparable para continuar transformando la provincia”. Así, la reelegida presidenta de la Diputación detalló que los ejes en los que se asentará el proyecto serán la sostenibilidad y la igualdad como elementos transversales, globales y prioritarios a aplicar en todas las políticas públicas. Silva destacó que también continuarán impulsándose políticas de apoyo a la diversidad, trabajando para conseguir la plena integración de las personas con diversidad funcional, y la defensa de los derechos del colectivo LGTBIQ mediante la promoción de políticas de visibilidad y no discriminación.

La sostenibilidad marcará toda la acción del nuevo gobierno “en consonancia con la transición ecológica, con los objetivos de los ODS y con las propuestas de la ONU”. “Tenemos que dar respuesta al imparable cambio climático que ya es la cuarta causa de mortalidad en el mundo y para eso la agenda medioambiental será una de las prioridades de la Diputación, con un proyecto global y muy potente de medio ambiente que queremos pactar con los ayuntamientos”, aseguró Carmela Silva. También incidió en la necesidad de apostar por un modelo económico sostenible, productivo y competitivo, una economía comprometida con el país y sin olvidar el respeto al medio ambiente y a los derechos de las personas”. En este campo, la presidenta también se refirió a la creación de una “potente área de captación de fondos europeos” y la nuevas políticas de empleo y formación en colaboración con la universidad, apostando por la innovación y adaptación a las nuevas tecnologías. La presidenta provincial también adelantó que los procedimientos de contratación incidirán en la igualdad y sostenibilidad y en el apoyo de pequeñas y medianas empresas.

En su intervención, Silva abogó “por políticas del siglo XXI que den respuesta a lo que quiere la ciudadanía, huyendo del ruido y de la confrontación. Queremos construir provincia”. La presidenta subrayó que “vamos a consolidar el proyecto político creado y avanzar más y con nuevas políticas, trabajando para conseguir el beneficio de las vecinas y vecinos de cada uno de los ayuntamientos”. En ese sentido avanzó que continuará a impulsar el Plan Concellos “con las mismas pautas que en todas nuestras políticas, marcadas por la equidad, la transparencia y el reparto objetivo de los recursos. Algo, dijo, que vamos a seguir demandando a todas las administraciones para que actúen de la misma forma”. De hecho, Carmela Silva se dirigió a los alcaldes y alcaldesas de la provincia. “Cuentan con nosotros para transitar por un camino de progreso, partiendo de los principios de corresponsabilidad, lealtad institucional y promoción del equilibrio territorial. Tenemos muchos retos compartidos y debemos ser capaces de responder a ellos”

La presidenta también avanzó que durante los próximos cuatro años el gobierno provincial creará medidas para dar respuesta a la despoblación, “prestando una atención integral a una sociedad que envejece” y mirando hacia juventud con nuevas políticas dirigidas a la juventud, “que sigue marchando fuera”. En cuanto a turismo, Carmela Silva explicó que si bien nos últimos cuatro años el proyecto principal fue la puesta en marcha del Plan Estratégico de Turismo, en los próximos cuatro años se apostará por las TIC aplicadas al sector. “Queremos ser protagonistas de la revolución tecnoindustrial que está transformándolo todo y hacerlo situando a las personas en el centro de las políticas, para mejorar su vida y crear una provincia con más derechos”, destacó.

Además, la presidenta provincial mostró su “esperanza” de que en los próximos cuatro años la Xunta de Galicia asuma “las competencias que le corresponden” y se ocupe de áreas impropias de la Diputación como son la Escuela de Enfermería, la Escuela de Cantería, Príncipe Felipe, la Estación Fitopatolóxica del Areeiro y Mouriscade. Del mismo modo, abogó por una mejor relación. “Espero que las cosas puedan cambiar y que podremos sentarnos a hablar desde la lealtad institucional, pero la Xunta tiene que hacerse cargo de sus competencias”, señaló.

Silva finalizó con una apelación directa a la ciudadanía de la provincia con quien se comprometió “a seguir trabajando en una administración con más derechos, más transparente, colaborativa, dinámica y más ligada a los problemas reales de la gente”. La presidenta apeló a una escucha activa” en su relación con el vecindario. “En el siglo XXI es fundamental que la ciudadanía tenga la capacidad de ser escuchada. Esta Diputación está abierta para escuchar, para dar respuesta a sus demandas, para explicarles e informarles de cual es nuestro modo de gobernar, de cuales son las políticas que ponemos en marcha. Explicaremos nuestras decisiones y contaremos mucho, mucho con la gente. No somos ni seremos políticas y políticos de despachos”, finalizó.

Por su parte César Mosquera, que revalidará la vicepresidencia del gobierno provincial incidió en dar seguimiento al proyecto iniciado, con un gobierno de gestión eficiente y rápida, que rompió con la discrecionalidad y apostó por impulsar la equidad y dotar de protagonismo a los ayuntamientos.

Una toma de posesión multitudinaria

En el salón noble, lleno de público, Carmela Silva tomó posesión por segunda vez consecutiva como presidenta de la Diputación. Una vez proclamada, Silva se mostró especialmente emocionada por la presencia de su familia, principalmente con la de su madre y la de su hijo que, por motivos ligados a su actividad profesional, nunca había podido estar presente en un acto de estas características. Ya una hora antes del inicio del acto, a las 11.00, el público esperaba para entrar en el salón de plenos y en las salas adyacentes con pantallas que tuvieron que habilitarse para generar espacios y seguir en directo la constitución de la nueva corporación provincial.

En total, más de 400 personas se reunieron en el Pazo provincial pertenecientes a diferentes campos de la sociedad: autoridades civiles y mandos militares, personalidades del campo de la judicatura, la cultura, del tejido asociativo, del mundo del deporte o de la universidad. Más al por menor, se concentraron esta mañana alcaldes, alcaldesas y concejalas y concejales de los ayuntamientos de la provincia, entre otros el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores y el teniente de alcalde de Vigo, Javier Pardo (el alcalde de la ciudad olívica se encuentra hoy en Madrid). También el delegado del Estado de la Zona Franca de Vigo, David Regades, al que la presidenta electa le dedicó cariñosas palabras; la subdelegada del gobierno en Pontevedra; diputadas y diputados nacionales y senadoras y senadores; el secretario general del PSdeG; el rector de la Universidad de Vigo y la directora de la UNED, el presidente de la Audiencia Provincial, el fiscal jefe de la Audiencia, la magistrada Decana de Pontevedra, el jefe de operaciones de la Policía Nacional, el inspector jefe de la Policía Autonómica, el comisario jefe de la Policía Nacional en Vigo, el subdirector jefe de la Escuela Naval de Marín, la directora del aeropuerto de Vigo, el presidente de la Confederación de Empresarios y el presidente del Cluster de Turismo de Galicia. Todas y todos ellos, junto a representantes de diferentes tejidos asociativos provinciales y del mundo cultural y deportivo, escucharon, también con la ayuda de dos intérpretes de signos, las líneas de gobierno esbozadas por Carmela Silva en la propuesta de candidaturas.

Durante el acto, la ilustradora Isabel Seidel realizó en directo una ilustración que servirá como regalo para entregar a todas las diputadas y diputados como recuerdo de la toma de posesión. Al final del acto, el grupo Cine Strings, integrado por profesoras y profesores del Conservatorio de Pontevedra, interpretó el Himno Gallego.

Anuncios