Nigrán sustituye las 45 luminarias del parque y alameda de A Ramallosa por unas nuevas de tecnología LED

El Ayuntamiento de Nigrán está sustituyendo las 45 luminarias antiguas de vapor de sodio de la alameda y parque de A Ramallosa por unas noticias de tecnología LED por importe de 12.000 €. También se sustituyen las 15 fernandinas, completando así la renovación de toda A Ramallosa y del centro de la villa hasta Nigrán. El cambio permite reducir la potencia de consumo de 22,36 kWh a 8,6 kWh y multiplicar exponencialmente su vida útil, con el consiguiente ahorro económico. Además de mejorar la calidad de la iluminación se protege el medio ambiente en un espacio tan sensible como el Estuario del Miñor.

Este cambio se suma a los realizados anteriormente en el centro de A Ramallosa (Manuel Lemos, Rosalía de Castro, Avda. Portugal y Torrente Ballester), Panxón, centro de Nigrán, O Viso, Chandebrito… El objetivo de todos estos cambios es mejorar la eficiencia energética y la calidad ambiental, ya que las luminarias de vapor de sodio ocasionan problemas al haber sobrepasar el fin de su vida útil, afectando a su rendimiento, calidad y consumo y suponiendo esto un aumento de las emisiones de CO2. En este sentido, el gobierno de Nigrán considera prioritarios los relevos en los núcleos urbanos con gran afluencia de peatones y circulación vial.

«El cambio a LED supone un importante ahorro energético y ofrece una imagen moderna en el municipio», indica Juan González, alcalde de Nigrán. De hecho, los relevos permiten reducir la potencia de consumo entre el 51% y el 80 %, lo que al mismo tiempo implica disminuir las costas de funcionamiento de las instalaciones de iluminación pública y, sobre todo, le permite al Ayuntamiento optimizar el gasto energético y de mantenimiento en este campo, ya que una lámpara de vapor de sodio tiene una vida media útil de 12.000 horas y una de LED entre 50.000 y 100.000 horas.

“En cuatro años de gobierno mejoramos las instalaciones de alumbrado público mediante renovación de cuadros, relevo de báculos en mal estado y cambio a LED de más 500 puntos de luz. No se trata de gasto sino de inversión en medio ambiente y calidad de vida de los vecinos de Nigrán”, recalca Juan González.

Anuncios