El inconformista Vigo-Rías Baixas tiene cita este miércoles con la Copa de España en Legazpi

Quinto clasificado en la general por equipos y con dos corredores acechando los diez primeros puestos de la general individual, el Vigo-Rías Baixas está firmando la mejor actuación de su historia en la Copa de España. Sin embargo, la entidad presidida por José Luis Chamorro no se conforma con este balance y pretende aumentar su botín esta semana en las dos últimas jornadas puntuables del certamen estatal. La primera de ellas la disputará este miércoles en Legazpi (Guipúzcoa).

La Santikutz Klasika, carrera decana de la Copa de España, celebra su 86ª edición y presenta un perfil que se adapta a las características de los escaladores del Vigo-Rías Baixas. En los 147 kilómetros de recorrido los ciclistas tendrán que superar siete puertos de tercera categoría antes de afrontar las dos subidas más exigentes: el muro del Kirtemberg (km 109), de 1.800 metros de longitud y con rampas que se acercan al 18% de desnivel, y el Alto de Deskarga, un alto de segunda con su cima a 7 kilómetros de meta.

Carlos Cobos, undécimo en la general, y Samuel Blanco, decimoséptimo, serán las principales bazas del conjunto flúor junto a Julián Barrientos. Los tres firmaron puestos dentro del Top-10 el pasado sábado en la Clásica de Pascua en Padrón. Este trío de ciclistas Élite estarán acompañados en tierras guipuzcoanas por David Domínguez, Alejandro de Rozas y Gabriel Ochando, tres debutantes esta temporada en la categoría, y por el también sub23 Sergio Arias.

Los pupilos de Gorka Beloki recuperaron en la anterior jornada la quinta plaza en la tabla por escuadras. El margen sobre su inmediato perseguidor es de 15 puntos, una distancia similar a la que separa al Vigo-Rías Baixas de la cuarta plaza. Tras la disputa de la Santikutz Klasika, que arrancará a las 09:30 horas, la Copa de España se resolverá el domingo en el Gran Premio Macario de Alcalá de Henares (Madrid).

Anuncios