Dos esculturas en piedra homenajean costumbres marineras en Nigrán

FOTO: CONCELLO DE NIGRÁN // Barco.

El Ayuntamiento de Nigrán cuenta desde esta semana con dos nuevas esculturas en piedra que, seguro, formarán parte del conjunto de distintivos señeiros en su territorio. Las dos piezas fueron elaboradas por la Escuela de Canteros de la Diputación de Pontevedra previo encargo ad-hoc del Ayuntamiento. Así, “Los barcos mueren en A Foz” se encuentra ya instalada en el paseo del estuarro, frente donde los marineros abandonaban antiguamente sus viejas embarcaciones, y “O Corveiro” (palabra con la que los marineros nombran al lugar donde esta ave extiende sus alas al sol) está en Gaifar (Panxón) junto el banco donde cada día se reúnen al sol decenas de vecinos, la mayoría de ellos marineros ya retirados que bautizaron así lugar (el Ayuntamiento instaló incluso una pérgola y un banco más grande).

«Son dos piezas que encargamos ex-profeso para estos lugares con el objetivo de rendir homenaje a dos costumbres muy diferentes protagonizadas por marineros y, por otra parte, sirven para por en valor el gran trabajo de los canteros gallegos», señala el alcalde, Juan González.

“Los barcos mueren en A Foz”, que representa a una embarcación en estado ruinoso, fue realizada por Esteban Casas, alumno de la Escuela de Cantería de la Diputación de Pontevedra. La pieza mide algo más de dos metros de ancho y pesa 3.200 kilos. “O Corveiro”, elaborado por el también alumno Víctor Manuel Casal, mide con las a las extendidas 1,20 m de ancho y 85 cm de alto (1,70 metros en total se se cuenta el pedestal) y pesa 1.200 kilos. Ambas fueron elaboradas el curso pasado durante cerca de cuatro meses.

«Estamos muy satisfechos con el resultados y ya estamos pensando en nuevos encargos», asegura el regidor.