Anuncios
Ticker de novas

“Quedó claro que la expulsión de Manifesto Miñor responde a un pacto previo PSOE-PP”

La Corporación Municipal de Gondomar celebró este miércoles el pleno ordinario del mes de noviembre. Para Manifesto Miñor los resultados fueron más que interesantes y clarificadores. “En primer lugar quedó claro que la expulsión del gobierno municipal de Manifesto Miñor responde a un pacto previo PSOE-PP acordado en una asamblea conjunta el mes pasado como es público y notorio y solo les faltó el “que se besen” como en las bodas, votando todos los asuntos en perfecta unión de intereses (¿una UTE?)”, afirma Antonio Araújo.

“Se votaron unos expedientes a los que Manifesto Miñor no tuvo acceso en tiempo y forma como es preceptivo, ya que tuvimos bloqueado el acceso a la documentación hasta un día antes del pleno, y por lo tanto no pudimos participar en los debates ni votar con conocimiento de causa. Veremos qué pasa con esa vulneración flagrante de derechos a cargos públicos en el ejercicio de su labor de representación”, añade Araújo.

Con todo, según el portavoz de Manifesto Miñor, fue en el apartado de las mociones presentadas por su grupo donde quedó perfectamente retratada la actual Corporación Municipal. En la primera moción de apoyo a las personas imputadas por la reclamación del Pazo de Meirás, fue aprobada solo con sus votos y los de CABE. “El PSOE se abstuvo porque acaso es un asunto carente de interés para el alcalde (que se lo pregunte al Presidente del Gobierno), y el PP votó en contra dejando claro su carácter franquista”.

Su segunda moción, que tenía por objeto la firma urgente de un convenio con una protectora de animales para la recogida de gatos, fue aprobada por unanimidad, comprometiéndose el alcalde a que estará firmado en enero como muy tarde. “Estaremos atentos pues este Sr. Perdió toda nuestra confianza y credibilidad”.

La tercera moción, en la que se le reclamaba al alcalde la devolución del dinero indebidamente cobrado por kilometrajes irregulares, “por una cuestión de ética y moralidad públicas, fue donde quedó clara la catadura moral de este Sr., pues tuvo el atrevimiento de votar contra esa devolución, ganando la votación (4-3) gracias a la abstención de los demás grupos de la Corporación, que por lo visto miran con buenos ojos semejante atropello a las arcas públicas”.

También fue aprobada la adjudicación de las obras de la Praza da Paradela solo con los votos de PP y PSOE, después de solicitar dejarlo sobre la mesa para que Manifesto Miñor pudiera ver el expediente con tiempo y poder votar a favor “como vinimos haciendo siempre en este asunto”, petición que fue rechazada y, sometido el asunto a votación solo obtuvo 8 votos a favor, “cuando para una adjudicación de esta cuantía (un presupuesto de 789.000 euros) deberían ser los 9 votos de la mayoría absoluta en el caso de Gondomar, según a nuestro entender… veremos cómo acaba el cuento”, concluye Araújo.

Anuncios