Argentino Alborés dice adiós al segundo de sus bueyes

Casi 800 kilos de carne del segundo de los bueyes criados en Parada por Argentino Alborés Cima se podrán adquirir desde este viernes en la carnicería Talho dos Galegos de Valença do Minho, en Portugal. El ejemplar ponía rumbo esta semana al Matadero Frigorífico Comarcal Macomusa de Nigrán tras su venta a Ricardo González Moreira, vecino de Randufe (Tui), propietario del establecimiento luso, que también adquirió el primero de los bueyes criado en la granja nigranesa el pasado mes de julio. Hasta la próxima semana se podrán comprar diferentes carnes de buey, una oportunidad única para poder degustar auténtico buey gallego.

Los dos fantásticos ejemplares de 8 y 9 años y unos 900 kilos cada uno fueron criados con esmero y alimentados con harina de maíz y heno, todo de forma natural, durante los últimos cuatro años. Argentino lleva casi una década dedicándose a la cría de este rumiante en su propia casa. La experiencia que adquirió durante los años que trabajó en una sala de despiece, le llevó a forjar un proyecto que consistía en la apertura de una carnicería para vender allí carne de su “cosecha”. Finalmente su idea se interrumpió cuando comenzó a trabajar en una empresa de automoción aunque ya tenía construidas y acondicionadas las cuadras. Actualmente compagina su empleo con la cría de buey para la venta, además de otro tipo de animales para autoconsumo.

Aunque se trata de una carne muy valorada, los chuleteros llegan con facilidad a rondar los 100 euros por kilo, no es demasiado rentable si no se dispone de la maquinaria y cosecha para alimentarlos de manera natural. Al trabajo diario hay que sumarle las visitas periódicas de los veterinarios, además de dos desparasitaciones por año y las inspecciones de la Xunta. Este punto es de vital importancia ya que son ellos quienes le otorgan la autorización necesaria para su venta, llamada carta verde. Con los beneficios, este vecino de Nigrán comprará dos nuevas crías para empezar de nuevo.