Baiona inaugura la nueva Biblioteca y Archivo Municipal tras una inversión superior a los 1,1 millones

Baiona materializó esta mañana uno de los proyectos más ambiciosos de los últimos años en el municipio y no es otro que la rehabilitación del edificio Sancti Spiritus, que acoge la Biblioteca Municipal de la Villa. Las nuevas dependencias albergan el mayor archivo histórico de la comarca y uno de los más importantes de Galicia en su renovada edificación. Al acto de inauguración asistieron la presidenta del Congreso de los Diputados y ex ministra de Fomento, Ana Pastor, el Presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el Conselleiro de Sanidade y ex Alcalde de Baiona, Jesús Vázquez Almuiña, el Alcalde de Baiona, Ángel Rodal, la Concejala de Cultura, María Iglesias, y demás miembros de la corporación local.

El equipo de gobierno consiguió que la rehabilitación se lleve a cabo con una inversión superior a los 1,1 millones aportados por el Ministerio de Fomento, gracias al plan denominado 1,5% Cultural. La pretensión siempre ha sido la de continuar con la línea de recuperación de inmuebles y espacios de interés cultural e histórico para la villa que se inició hace unos años.

La empresa UTE Orega Coviastec ha sido la encargada de las obras de rehabilitación, diseñadas por el estudio de arquitectura Murado y Elvira, ganador del concurso de ideas convocado por el gobierno local para la reforma. El inmueble, que combina vanguardismo y funcionalidad, ha sido rehabilitado totalmente con un diseño innovador.

El proyecto ganador fue el denominado “Concéntrico”, y el resultado del mismo para el edificio es una armonización de elementos y materiales. La unión de los distintos espacios y añadidos construidos a lo largo de siglos, así como dotar al edificio de la máxima funcionalidad, eliminando barreras arquitectónicas y dando protagonismo tanto a las escaleras como al patio interior del inmueble.

Uno de los principales objetivos ha sido recuperar las relaciones entre los distintos volúmenes que componen actualmente este conjunto arquitectónico, fruto de ir agregando estructuras a lo largo de la historia. Para restablecer la armonía se han liberado los interiores reorganizándolos de manera que no se pierda espacio. También ha sido necesaria la renovación de la estructura arquitectónica existente con el fin de recuperar nuevos espacios adaptados a las necesidades de una biblioteca de nuestros días.

Dado el valor histórico del edificio se ha perseguido durante la rehabilitación, mantener un espíritu de continuidad con el pasado, en el que conviven con naturalidad arquitectura tradicional y contemporánea. Para ello se han llevado a cabo obras de conservación y restauración sobre las que se mejoran las estructuras con mobiliario muy sencillo y ligero que contrasten con la estructura pétrea y solemne del inmueble.

La biblioteca dispone de diferentes espacios o salas destinadas a usos y servicios específicos. El propósito es proporcionar lugares idóneos para las diferentes necesidades de los usuarios de la BCC, bajo las condiciones y normas establecidas para cada uno de ellos. Mostrador de Información y préstamo, Sala Infantil, y dos salas polivalentes se sitúan en la planta baja del edificio. En esta zona también se encuentra el archivo municipal, el lugar donde se ubica la gran colección histórica que posee el Concello. En la sala de consultores será donde tendrán además acceso a la consulta de la colección del Fondo Local de la Biblioteca, que cuenta con un fondo total de 32.500 registros bibliográficos. En la planta alta, encontramos una sala general, en la que convergen diversos espacios, como la sala de estudio, la sala de ordenadores, una zona destinada al estudio individual con varios cubos independientes, la colección general y otras secciones como juvenil, comiteca, audiovisuales y los bancos de lectura.

Desde un principio, el proyecto ha apostado por materiales reciclables y de escaso impacto para el medio ambiente y para la estética de edificio en general. También se ha buscado una distinción, sin causar impacto visual entre las nuevas actuaciones y las anteriores.

La recuperación y potenciación del jardín como zona de esparcimiento para dedicarla a sala de lectura en verano, celebración de actos culturales o conciertos, también forma parte de la propuesta y muy pronto verá la luz. El Concello de Baiona ha encargado a una paisajista un anteproyecto de ajardinamiento cuyo objetivo es la creación de un jardín contemporáneo inspirado en el origen de la parcela como huerta.

La nueva Biblioteca Pública Municipal se ha convertido en la mejor infraestructura de este tipo de todas las poblaciones entre 10.000 y 20.000 habitantes de Galicia.

Anuncios