Cerca de 200 vecinas y vecinos demandan en Gondomar mejoras en el transporte público

Hoy, cerca de 200 vecinas y vecinos se concentraron delante del Ayuntamiento de Gondomar en demanda de mejoras de un transporte público que califican de precario y que empeora cada vez más.

En la concentración se enumeraron los diversos problemas y carencias del transporte público colectivo en Gondomar y se reclamaron soluciones por parte de los gobiernos del Ayuntamiento y de la Xunta y de las empresas concesionarias de las líneas de transporte interurbano que realizan el servicio en el ayuntamiento, ATSA y Metytour, como partes implicadas y responsables de prestar o de velar por que se preste un servicio digno del tiempo en que vivimos.

La movilización y la presión vecinal son necesarias y productivas

Así, la presión vecinal por la recuperación de la línea de Melytour por Chaín, Morgadáns, Peitieiros y Couso, una de las reclamaciones vecinales, logró que hoy mismo se fijase una reunión con el Alcalde para el próximo martes día 10 de abril a las 20:00 horas, en el Centro Neural de Gondomar, a la que está convocada el vecindario afectado.

Y siguiendo en esa línea de acción, hoy también se inició la recogida de firmas para reclamar de la Xunta de Galicia que convoque, a la mayor brevedad posible, una reunión de la Comisión de Seguimiento del “Convenio de colaboración para el desarrollo conjunto del transporte metropolitano de Galicia en el área de trasporte metropolitano de Vigo”, y que incluya en su orden del día a incorporación del Ayuntamiento de Gondomar en ese convenio para que su vecindario pueda disponer de la tarjeta metropolitana y, de esa manera, beneficiarse de los descuentos en el importe de los billetes, con consiguiente ahorro en los gastos de desplazamiento.

También se reclama del Ayuntamiento de Gondomar que inste a la Xunta de Galicia a cumplir esas demandas y que se lo traslade a los demás ayuntamientos del área metropolitana para su conocimiento.

Las vecinas y vecinos de Gondomar manifiestan que no van a parar hasta conseguir el servicio de transporte público al que tienen derecho, por lo que seguirán realizando las acciones necesarias para conseguir ese objetivo.