Castro e Ladeira demanda por sexta vez la apertura o cesión de la “Casa Rosa”

FOTO: CASTRO E LADEIRA // O presidente e o secretario da Asociación cun dos carteis pegados pola parroquia.

Indignación: esa es la palabra que define el estado de ánimo de la Asociación de Vecinos Castro e Ladeira de Sabarís con el Ayuntamiento de Baiona por la gestión de este de la “Casa Rosa”. “Esta es la sexta vez, y no será la última, que hacemos una denuncia pública por el estado de la Casa Rosa”, afirman desde el colectivo.

Con el fin de desbloquear esta situación, representantes de la Asociación tuvieron una reunión, el pasado mes de diciembre, con la Jefa de Costas. “En un principio salimos muy satisfechos, ya que pensamos que desde Pontevedra instarían al Ayuntamiento a mantenerla abierta, pero no fue así. Muchas y muy bonitas palabras y pocos hechos”, apunta Martín Otero, presidente de la entidad.

El Ayuntamiento es el encargado de gestionar esta propiedad cedida por Costas, pero la casa permanece cerrada desde hace varios meses y “no es por falta de propuestas”, apuntan desde Castro e Ladeira. “Tienen gente contratada, becarios, que pueden tener allí, pero no quieren, no hay ninguna voluntad de abrirla”.

“Nosotros le solicitamos al Ayuntamiento su gestión. Nuestro local social nos queda pequeño, además de estar lleno de humedad. En la Casa hay hasta equipamiento informático, allí muerto de la risa. Pero ni por esas. Ni ellos quieren, ni dejan que los demás hagan. Estamos totalmente superados por la situación, y muy cansados, queremos soluciones ya”, concluye Martín Otero.