Anuncios
Ticker de novas

Detenidos dos vecinos de Gondomar y uno de Nigrán por más de una decena de robos en el Val Miñor

FOTO: GARDA CIVIL // Parte do material recuperado.

La Guardia Civil detuvo a dos vecinos de Gondomar y uno de Nigrán, a los que se les atribuye la supuesta autoría de, al menos, 11 robos cometidos en los tres municipios del Val Miñor (Baiona, Nigrán y Gondomar).

La mayor parte de los robos esclarecidos los llevaron a cabo en segundas viviendas y la finalidad que perseguían era, fundamentalmente, la sustracción de herramientas y maquinaria de todo tipo, que solían vender en establecimientos comerciales de compra venta de objetos usados.

Las investigaciones llevadas a cabo por efectivos del Puesto Principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán para el esclarecimiento de este tipo de robos dieron sus primeros resultados cuando, en uno de estos establecimientos se detecta la venta de dos desbrozadores y una de ellas que había sido sustraída a finales del año 2016 a unos operarios municipales del ayuntamiento de Baiona cuando estaban trabajando en una céntrica calle de la localidad.

Siguiendo esta línea de investigación se pudo esclarecer otro robo de herramientas en un hotel en construcción en la zona de Sabarís (Baiona) y en base a ello se logra la identificación de los presuntos autores que resultaron ser dos vecinos de Gondomar, LG.C.P., de 30 años, y JD.P.P., de 35, y A.C.L., de 20 años, este último vecino de Nigrán, todos ellos con un amplio historial de hechos delictivos contra la propiedad.

En el marco de la misma investigación, se esclarecieron otros nueve robos, dos de ellos de herramientas en el interior de sendos vehículos estacionados y el resto en viviendas de segunda mano, en alguna de las cuales llegaron a ocasionar daños materiales de consideración.

Además de la desbrozadora, se pudieron recuperar varios objetos en poder de familiares y amigos de uno de los detenidos, entre ellos: un TDT, un retroproyector, una carro de obra y un carga baterías portátil.

Los tres detenidos fueron puestos en libertad una vez prestaron declaración en dependencias de la Guardia Civil y deberán comparecer, cuando sean citados, en el Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo, que entiende del caso.

Anuncios