Nigrán Decide cree que la cesión del contrato de redacción del PGOM puede ser ilegal

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ

En la Comisión Informativa celebrada el pasado jueves, así como en las notas informativas, el gobierno de Nigrán ocultó el sentido del informe del departamento de contratación del Ayuntamiento de Nigrán que, si bien no la califica de ilegal, sí indica que debe quedar acreditada la realización del 20 por ciento del trabajo contratado.

“A Nigrán Decide, dado que no fue entregado al Ayuntamiento dicho 20%, no le consta formalmente el cumplimiento de dicho requisito”, señala su portavoz, José Cuevas, por lo que esta segunda cesión del contrato podría ser ilegal.

Nigrán Decide lamenta el bloqueo en la elaboración del PGOM que está haciendo este gobierno, pues a pesar de conocerse desde enero de 2017 y, oficialmente, desde agosto de ese año la intención de EPTISA de no continuar con la redacción del PGOM, no exploró, o no consta en ningún documento oficial, que tratara la posibilidad de una resolución del contrato por mutuo acuerdo entre el Ayuntamiento de Nigrán y EPTISA, tal como prevé la legislación de contratos públicos. “No entendemos que, si EPTISA manifestó que no iba a seguir con el planeamento, no se explorara esta posibilidad, a no ser que existan acuerdos ocultos de los que no se informa a los grupos municipales”, señala José Cuevas.

El gobierno de Nigrán conoce oficialmente desde marzo de 2017 que EPTISA había despedido a parte del equipo redactor, por lo que desde ese momento conocía el incumplimiento de las condiciones esenciales del contrato relativas a la composición del equipo redactor, a pesar del cual en el Consejo Sectorial celebrado dos meses después, en el que participó el responsable de la empresa a la que ahora se le quiere ceder el plan, anunció que en octubre estaría finalizado el plan y lo expondría por las parroquias.

“También los plazos para la elaboración del PGOM se están incumpliendo con la connivencia del gobierno, pues el plazo para realizar el documento para la aprobación provisional del PGOM, de 3 meses, no se está cumpliendo. Si bien Nigrán Decide es consciente de la imposibilidad de cumplir dicho plazo por su interrupción a causa de los informes técnicos que tienen que emitirse, la realidad es que en agosto de 2017 se le entregó a EPTISA el estudio arqueológico, pasando más de tres meses sin que la empresa hiciera ninguna gestión, ni el gobierno municipal requiriera a la empresa el cumplimiento de los plazos”.

“La no realización de estos requerimientos imposibilita poder rescindir el contrato por incumplimiento de contrato, ya que en caso de hacerlo, EPTISA podría llevar al ayuntamiento a un largo proceso judicial. En la práctica el gobierno municipal está llevando al Ayuntamiento a una única salida que beneficia a una empresa incumpridora de un contrato”, finaliza Cuevas.

Anuncios