A Deputación pon a disposición dos concellos do Val Miñor preto de 5 millóns de euros

FOTO: DEPUTACIÓN DE PONTEVEDRA // Rolda de prensa de Carmela Silva e César Mosquera.

Los ayuntamientos de la comarca del Val Miñor dispondrán el próximo año a través del Plan Concellos bianual 2018-2019 de la cantidad de 4.959.404,82 €, lo que supone más 2,1 millones de euros sobre las cifras que percibieron de la Diputación de Pontevedra en el marco del Plan 2017. En concreto, con el nuevo Plan, los ayuntamientos de la comarca (Baiona, Gondomar y Nigrán) tendrán a su disposición un 76,71% más que este año 2017.

Captura de pantalla completa 18122017 155425

La Diputación de Pontevedra pondrá a disposición de los ayuntamientos de la provincia en el próximo año 72 millones de euros, 42 millones del Plan 2018 además de los 30 millones de la Línea 1 del Plan 2019 que, sumando las cantidades que fuera del plan recibirán los ayuntamientos de Vigo y Pontevedra, supondrá una inversión total de más de 110 millones de euros en uno solo año. Esta inversión, calificada de histórica tanto por la presidenta Carmela Silva como por el vicepresidente César Mosquera, supone un 75% más de dinero que en el 2017. “Es una revolución, la mayor inyección de dinero a los ayuntamientos en toda la historia de la Diputación de Pontevedra”, dijo Carmela Silva coincidiendo con Mosquera quien destacó que “nunca hubo ni la mitad de los recursos para los ayuntamientos desde la Diputación, ni siquiera contando con fondos europeos o de otras administraciones. Cumplimos nuestro compromiso de hacer un esfuerzo extraordinario para dotar a los ayuntamientos de los máximos recursos”.

La principal novedad del Plan Concellos de este año es que se trata de un plan bianual, financiado con fondos propios de la Diputación de Pontevedra, que va a poner a disposición de los ayuntamientos 72 millones de euros, 42 millones del 2018 y 30 millones de euros de la línea 1 del Plan del 2019. Como recordó la presidenta provincial, “este año introducimos el carácter bianual a causa de la ola de fuegos sufrida en octubre del 2017, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de los ayuntamientos, reforzar su autonomía y responsabilidad, además de facilitar la mejora de la planificación de la actividad por parte de las administraciones municipales”. De este modo, serán subvencionables la recuperación de infraestructuras, equipaciones y otros bienes de titularidad municipal con daños causados por los fuegos.

El Plan Concellos 2018-2019 “es un plan para todos los ayuntamientos (excepto Vigo y Pontevedra con los que firmamos convenios para financiar actuaciones) y es un plan de equidad, que introduce desde su primera edición novedades con respecto a los programas de cooperación anteriores”, destacó Carmela Silva. Así, la presidenta de la Diputación recordó que en el Plan Concellos se simplificaron e integraron programas distintos de subvenciones financiados con fondos propios de la Diputación, se eliminó la discrecionalidad, desapareció la libre disposición y se realizó una distribución de la totalidad de los fondos entre los ayuntamientos aplicando bases y criterios objetivos y transparentes. Además, el Plan Concellos respeta la autonomía local, permitiendo que sean los ayuntamientos los que decidan las actividades que subvencionan con las aportaciones provinciales y sus prioridades.

El plan bianual cuenta, al igual que el año pasado, con tres líneas. La primera de ellas está destinada a inversiones y cuenta con 28.501.200 euros, es decir, un 10,7% más que en el 2017, a los que hay que añadir los 30 millones de euros de la línea 1 del Plan Concellos 2019, “por lo que estamos hablando de 58.501.200 euros a disposición de los ayuntamientos en esta línea”. La línea 2 está centrada en la amortización, pago de deudas y gastos corrientes así como para financiar actos culturales, sociales, deportivos y educativos, y está dotada con cerca de 4 millones de euros. Por su parte, la línea 3 está destinada al fomento del empleo para la conservación y funcionamiento de bienes y servicios municipales, y cuenta con 9.540.000 euros, un 2,5% más que en el 2017.

La distribución de los recursos entre los ayuntamientos responde a criterios objetivos y transparentes, basados en la población, superficie, núcleos de población y densidad. Así, se establecen tres grupos de ayuntamientos: el grupo 1 está integrado por ayuntamientos de hasta 10.000 habitantes que reciben el 44% del Plan, es decir 36.680.000 euros; el grupo 2, compuesto por los ayuntamientos de entre 10.001 y 20.000 habitantes que reciben el 34% del plan, 24.480.000 euros y el grupo 3, con los ayuntamientos entre 20.001 y 50.000 habitantes que reciben el 22% de los recursos, es decir, 15.840.000 euros. “Un año más, –declaró Carmela Silva – más dinero para los ayuntamientos más pequeños ya que estamos hablando de que los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes recibirán el 78% de los recursos, más de 56 millones de euros, y los ayuntamientos más grandes el 22% restante, cerca de 19 millones de euros”.

El Plan Concellos distribuirá en el 2018 42 millones de euros en los 59 ayuntamientos de menos de 50.000 habitantes de la provincia, es decir, un 2% más que en el 2017. La presidenta de la Diputación de Pontevedra mostró su satisfacción porque “todos los ayuntamientos incrementan sus cuantías y todas las comarcas reciben más recursos, además de que aquellos ayuntamientos que quieran afrontar obras de mayor envergadura podrán hacerlo empleando los 30 millones de la línea 1 del 2019. Así, a lo largo del 2019 la Diputación de Pontevedra pondrá a disposición de los ayuntamientos 72 millones de euros, a los que hay que sumar 1 millón de euros de los anticipos sin intereses y 8 millones ya aprobados del Plan de Reequilibrio”.

Carmela Silva repasó también la evolución de la distribución de los recursos desde el 2015. De este modo, la presidenta provincial subrayó que “seguimos apostando por la equidad, por más derechos y por más recursos ya que pasamos de los 24 millones de euros en concurrencia competitiva del 2015, a los 40 millones del 2016, 41,2 del 2018 y los 42 millones del Plan Concellos del próximo año a los que hay que sumar los 30 millones de euros de la línea 1 del 2019”.

Por su parte, el vicepresidente César Mosquera subrayó que en los dos próximos años la Diputación aportará a los ayuntamientos de la provincia “la mayor inyección de fondos propios de la historia”. El nacionalista indicó que a mayores del Plan Concellos presentado hoy (72 M€) se destinarán a los municipios de la provincia hasta 2019 otros 18 millones de euros del Plan de Reequilibrio, otros 14 millones para convenios con Vigo y Pontevedra, así como también las partidas de programas específicos destinados a la mejora del monte o al compostaje. “Estamos en los 110 millones de euros y cumplimos nuestro compromiso de hacer el máximo esfuerzo, un esfuerzo extraordinario, para dotar a los ayuntamientos de los máximos recursos”, insistió.

El vicepresidente destacó también que con el reparto de fondos que realiza el actual gobierno de la Diputación desapareció la discrecionalidad anterior, que definió como “el cáncer de las diputaciones”. “Nosotros queríamos sanear la institución y ya no tenemos partidas para darle el cheque a nadie”, destacó, para recordar que los ayuntamientos tendrán el dinero a disposición el 1 de enero. En este sentido, quiso puntualizar que desapareció también “otro feo mecanismo” del gobierno anterior que era repartir el dinero provincial de manera “que aparentemente se les daba a todos, pero antes a unos que a otros en función de quien cayera mejor”. “Ahora los plazos y las normas son objetivos y el dinero se concederán según las capacidades de los ayuntamientos para hacer los proyectos. No hay ‘ triquiñuelas’ ni mecanismos fraudulentos”, dijo.

Mosquera, asimismo, hizo un llamamiento a los ayuntamientos y pidió que destinen los recursos a preparar el territorio para el cambio climático y dotar de servicios e infraestructuras relacionadas con el abastecimiento de agua, eficiencia energética o medidas contra los fuegos.

Anuncios