El Rey Alfonso IX y el “mariñeiro” ya ocupan sus nuevos emplazamientos

Los monumentos del Rey Alfonso IX y “Homenaxe ao Mariñeiro” fueron trasladados en la madrugada de este domingo a sus nuevos emplazamientos en el entorno del nuevo acceso al puerto pesquero de Baiona.

La figura del Rey Alfonso IX, hasta ahora en el Paseo Ribeira, ocupa ya el centro de la nueva glorieta de 28 metros de diámetro, entre Elduayen y Alférez Barreiro, que dará acceso al puerto pesquero y permitirá el cambio de dirección a la altura de la calle Elduayen y comienzo del paseo de Alfonso IX. Su reubicación obedece a una mejor contextualización del monumento ya que estará expuesto en el comienzo del paseo que lleva su nombre y por las dimensiones de la nueva rotonda, el monumento ganará en visibilidad y por tanto tendrá un mayor protagonismo.

Con este cambio se pretende que el monumento luzca en un sitio privilegiado y acorde a la magnitud de la obra que fue inaugurada en el año 2001 con motivo del 8º Centenario de la Fundación de Baiona, rememorando el otorgamiento de la Carta Puebla y Fundacional que el Rey Alfonso IX le concedió a la Real Villa de Baiona en 1201.

Esta escultura pesa aproximadamente unos 2.000 kilos y es una de las pocas obras ecuestres en las que el jinete está apeado de su caballo. Es obra del escultor tudense Juan Oliveira Viéitez, autor también de los Caballos de la Plaza de España de Vigo y de otras piezas que están expuestas en el Rockefeller Art Center de Nueva York, Toronto, Ostende, Londres, Madrid, Menorca, Tui y otras localidades gallegas. Pola su contribución a la cultura Gallega, la Xunta de Galicia le otorgó la Medalla de Castelao en el año 2001.

Este cambio permitirá a su vez una desconcentración de los monumentos situados en el entorno del parque de A Palma y una reordenación del nuevo espacio que quedará en el Paseo Ribeira.

El monumento “Homenaxe ao Mariñeiro”, que estuvo desde su instalación en el año 2004 en el Paseo Marítimo, junto el acceso al Puerto Pesquero, fue trasladado al nuevo mirador de 500 metros cuadrados orientado hacia A Ribeira que permitirá contemplar la Fortaleza de Monterreal y la bahía sin apenas obstáculos. Esta nueva zona de ocio y descanso sustituirá a la hilera de colectores que actuaba como barrera visual. La figura pétrea esculpida y donada por Manuel Quintas Vergara, el recién fallecido “Ferreiro de Sabarís”, está situada en una de las zonas ajardinadas mirando hacia el mar.

Las obras de la nueva redistribución de acceso al puerto pesquero de Baiona, que están a punto de finalizar, consistieron además de la construcción de la glorieta en el ensanche de la plataforma y un nuevo tramo de carril bici que conectará el Paseo de Alfonso IX con el Paseo Marítimo que discurre paralelo a la Rúa Alférez Barreiro.

Los trabajos también incluyen la renovación del mobiliario urbano con nuevos bancos y papeleras y nuevas zonas verdes para separar los diferentes espacios. Los islotes serán decorados con diferente tipo de vegetación.

Las obras dan continuidad a las actuaciones llevadas a cabo en Alférez Barreiro donde se crearon 55 nuevas plazas de aparcamiento. Hay que recordar que la Xunta llevó a cabo el refuerzo del firme en toda la travesía costera baionesa pavimentando tres kilómetros desde la calle Areas en dirección a Baredo. También se está finalizando la construcción de un nuevo tramo de carril bici en el Paseo de Alfonso IX de 250 metros.