El joven que causó un accidente mortal en Gondomar conducía a 200 km/h

El Juzgado de Instrucción Nº 8 de Vigo ha finalizado la instrucción acerca del accidente mortal sucedido en septiembre de 2016 en Gondomar, en el que perdió la vida un joven, y ha dispuesto continuar la tramitación de diligencias por la vía del procedimiento abreviado, en un auto en el que mantiene que el conductor del coche que provocó el siniestro circulaba a 200 km/h en una vía con la velocidad limitada a 50 km/h.

El magistrado expone en el auto que sobre las 7:00 horas del 18 de septiembre de 2016 el joven B.V.N., investigado en esta causa, conducía un vehículo Mercedes Clase A por la PO-340, a la altura del término municipal de Gondomar, haciéndolo a una velocidad aproximada de 200 km/h, tras haber consumido varias dosis de alcohol, de tal manera que perdió el control saliéndose de la calzada por el margen izquierdo colisionando contra un muro y regresando a la vía.

Junto a él, viajaban en el vehículo otros cuatro jóvenes que resultaron heridos de diversa consideración. Entre ellos, el ocupante del asiento central trasero y que probablemente no hacía uso del cinturón de seguridad, JL.P.V., de 25 años de edad, que salió despedido sufriendo politraumatismos que le causaron la muerte a las 11:00 horas del 21 de septiembre.

El juez establece que las diligencias deben tramitarse ahora por el sistema de procedimiento abreviado, por si los hechos imputados a B.V.N. fuesen constitutivos de un delito de conducción temeraria con un delito de homicidio por imprudencia.

Ahora, el Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares personadas, pueden solicitar en el plazo de 10 días la apertura del juicio oral formulando escrito de acusación o el sobreseimiento de la causa, o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias.

Anuncios