David Fernández Rivera lleva la poesía visual a los colegios de Baiona

FOTO: ACDFR // David Fernández Rivera cos alumnos de 5º de Primaria do CEIP Belesar.

Los alumnos y alumnas de 5º de primaria de los diferentes centros educativos de Baiona disfrutaron junto al poeta y educador David Fernández Rivera del Proyecto Caligrama 2000, un taller de poesía visual creado por el artista y que ya visitó multitud de aulas, tanto a nivel nacional como internacional. Los colegios que participaron en esta experiencia fueron el CEP de Sabarís, el CPI de Covaterreña, el CEIP de Belesar y el CEIP de Fontes. Esta actividad estuvo impulsada por Beatriz González, concejala de Educación, dentro del programa de Dinamización de la Lengua, contando con el apoyo de la Diputación de Pontevedra.

El taller busca convertir el aula en un vehículo hacia las diversas entrañas y paisajes de las infinitas corrientes de la poesía visual. Esta manifestación lírica, quizás menos conocida que la tradicional, pero exactamente igual de importante y trascendente, muchas veces encuentra en los niños a su mejor público; puesto que si algo es necesario para disfrutar de todo lo que nos ofrece esta visión de la poesía, es la imaginación, un atributo que los infantes tienen la flor de piel.

Del mismo modo, el Proyecto Caligrama 2000, no sólo valora el hecho de que los más pequeños se acerquen la este género, es más, se aprovecha de esta circunstancia para que los alumnos desarrollen aspectos tan importantes como las relaciones inter e intrapersonales, la capacidad de expresión, la interpretación del mundo que les rodea o la comprensión del arte y la cultura como algo intrínseco a sus vidas.

Esta iniciativa sorprende y seguirá sorprendiendo, ya que en ningún momento David Fernández Rivera ofrece poesía adaptada a la infancia, sino que se basa en la realidad, muchas veces pasada por alto, de que los niños tienen tanta o más capacidad que los adultos para asombrarse o soñar desde y a través del arte. Dicho esto, no es extraño que los estudiantes reciban con entusiasmo obras de poetas como Joan Brossa o Apollinaire, por mencionar algunos de los autores que se trabajan en esta dinámica.

En gran medida, el éxito de este taller se basa en la pedagogía que desarrolló y utiliza Rivera en todas sus experiencias con menores. En ella, el vigués consigue todos y cada uno de sus objetivos partiendo, entre otras muchas cosas, de las necesidades y motivaciones de la infancia. Para que estas afloren y se desmarquen de los contextos más tradicionales, el autor trabaja con gran intensidad a autonomía del niño sobre los diferentes estímulos que este recibe. En el Proyecto Caligrama 2000, estos no sólo son visuales, sino que ocupan una gran amalgama a partir de métodos como el mayéutico-dialéctico, la experimentación guiada, el aprendizaje por descubrimiento, así como muchos otros.

Por último, es reseñable que una de las grandes finalidades de este taller es la de ofrecer herramientas al personal docente, así como servir de detonante para la realización de actividades, ejercicios y propuestas de alumnos y profesores relacionados con la poesía visual a lo largo del curso.

Anuncios