La Diputación impulsa un plan para la recuperación, prevención e impulso de un nuevo modelo forestal

FOTO: DEPUTACIÓN DE PONTEVEDRA // Rolda de prensa de Carmela Silva e César Mosquera.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, y el vicepresidente, César Mosquera, comparecieron esta mañana en rueda de prensa para dar cuenta de un nuevo plan global transversal que la institución va a poner en marcha para recuperar, prevenir e impulsar un nuevo modelo forestal para la provincia. En total, todas las diferentes actuaciones que la institución provincial pondrá en marcha a través de este plan global sumarán cerca de 90 millones de euros que permitirán que los ayuntamientos, desde estos momentos, puedan dar respuesta a las consecuencias y daños provocados por la ola de fuegos, impulsar nuevos proyectos de prevención y adoptar un nuevo modelo forestal adaptado a la situación a la que se enfrenta la provincia debido al cambio climático.

En líneas generales el plan global, cuyo conjunto de iniciativas sumará cerca de 90 millones de euros, se estructura de manera transversal a través de las diferentes áreas de la Diputación de Pontevedra en el marco de sus competencias y respetando la autonomía municipal. Así, el plan se impulsará desde la cooperación municipal y desde la concienciación, prevención y cambio de modelo de la política forestal en la provincia de Pontevedra.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra detalló que la institución provincial va a posibilitar el cambio de los fondos del Plan Concellos 2017 para que los municipios puedan reparar los daños de los incendios acontecidos en octubre de 2017 en materia de infraestructuras municipales, bienes, maquinaria y equipaciones municipales e infraestructuras locales de abastecimiento de agua. Junto a esta modificación, y con la finalidad de agilizar las actuaciones de mejora de infraestructuras y servicios municipales así como para no condicionar y frenar las previsiones de inversiones de los ayuntamientos a causa de los daños de los incendios, la Diputación va a impulsar un Plan Concellos Bianual 2018-2019 lo que va a suponer -tal y como subrayó Silva- «una inyección muy relevante de recursos para los ayuntamientos». Más al por menor, a través de esta actuación los ayuntamientos pueden disponer de 12 millones de euros del Plan Concellos 2017, más de 40 millones de euros del Plan Concellos 2018 y más de 30 millones de euros que se corresponderían con el Plan Concellos 2019.

El vicepresidente César Mosquera insistió en que la Diputación «está reconduciendo casi toda la actividad y presupuestos de la institución provincial para aportar soluciones realistas» y añadió que «esta es la respuesta más potente que pudimos formular. Agotamos nuestros recursos económicos y de conocimiento hasta finales del mandato. Es un esfuerzo para afrontar los daños y también para mostrar que hay otro camino para hacer las cosas de otra manera. No hay soluciones mágicas. Sí hay soluciones realistas y las vamos a poner sobre la mesa con este paquete de medidas que acabamos de anunciar», afirmó.

Carmela Silva informó que «dentro de este apoyo a los ayuntamientos de la provincia estamos muy preocupados por la necesidad de cambiar el modelo de la política forestal lo que implica, también, la concienciación de la ciudadanía». En este campo, la presidenta de la Diputación aseguró que «en los programas que pongamos en marcha, a partir de estos momentos, vamos a introducir iniciativas educativas de forma transversal para impulsar un mayor conocimiento del monte como medio natural, para concienciar a la ciudadanía sobre como prevenir o como debe actuar ante situaciones como la ola de fuegos que afectó a la provincia en octubre de 2017».

Y junto a estas actuaciones, también se van a incorporar más partidas a través del Plan Revitaliza, nuevos recursos del Plan de Parques Forestales, que faciliten la prevención y el cambio en la política forestal, y el impulso de un estudio, sobre lo que ya se habló con la Universidad de Vigo, elaborado por expertos y técnicos mundiales para plasmar directrices claras sobre como actuar en el monte gallego.

En este sentido, el vicepresidente quiso hacer hincapié en que se bien la inversión económica es importante, tanto o más lo será el asesoramiento de los mejores expertos del mundo en materia forestal. Al respecto, Mosquera también se refirió al acuerdo con la Universidad de Vigo a través del cual técnicos y profesionales van a elaborar en dos o tres meses un documento con directrices de cómo actuar en el monte que servirá de acción a los ayuntamientos e incluso a la Xunta de Galicia. «Hay gente que sabe, y hay que hacer una revisión sistemática de lo que acontece y ponerlo la disposición. Hay que descartar los problemas que no funcionan y recoger lo más avanzado del mundo, tanto de expertos gallegos, portugueses, americanos, canadienses, australianos… que crearán un documento guía concreto y operativo», explicó.

Asimismo, Mosquera subrayó que es necesario que los ayuntamientos se adapten a las condiciones con las que tendrán que vivir en el futuro a la hora de utilizar los recursos económicos que aportará la Diputación: el calentamiento global y el récord de emisiones de CO2 a la atmósfera. Destacó que hace años que los expertos vienen anunciando que las consecuencias de estos problemas ambientales se iban a notar en el Norte de la Península Ibérica con más temporales, más sequía y más fuego. «Esperemos que los ayuntamientos tengan en cuenta esto a la hora de utilizar los recursos que ponemos a disposición, ya que tienen que tener un enfoque global de actuación para los problemas del monte. No puede ser que tengan infraestructuras «de abastecimiento de agua, de suministro, equipaciones…- en precario frente a los incendios», destacó el nacionalista, quien hizo hincapié una vez más en que tanto por extensión como por su estado, «la situación del monte es el peor problema ambiental de Galicia».

Por su parte, Carmela Silva recordó también que las administraciones competentes para las líneas de ayuda para la reparación de los daños son el Estado y la Xunta de Galicia y que son ellos quien deben cubrir todas las consecuencias de los fuegos. Silva lamentó que a día de hoy el Gobierno de España aun no tenga declarada a la provincia de Pontevedra como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil y manifestó su deseo para que «hoy, en la reunión que el delegado territorial de la Xunta de Galicia tiene convocada con los alcaldes y alcaldesas de los ayuntamientos afectados por el fuego, se diga que en el próximo Consejo de Ministros se vaya a proceder la esta declaración ya que así se hizo cuando acontecieron catástrofes en Andalucía y Valencia (en diciembre del 2016) en cinco días y espero que aquí, que llevamos el triple de tiempo, lo hagan en el próximo Consejo».

Anuncios