Carmela Silva hace un recorrido por los ayuntamientos del sur de la provincia afectados por los fuegos

FOTO: DEPUTACIÓN DE PONTEVEDRA // Carmela Silva en Baiona.

La Presidenta de la Diputación Carmela Silva, tras comparecer ante los medios de comunicación en Pontevedra junto el vicepresidente César Mosquera comenzó un recorrido por las localidades del Sur de la provincia más afectadas por los fuegos. En primer lugar se desplazó hasta Vigo, donde participó en la reunión de coordinación con los presidentes el Gobierno y de la Xunta, Mariano Rajoy y Núñez Feijóo, y en el minuto de silencio celebrado ante la comisaria como homenaje las personas fallecidas.

Posteriormente se dirigió hasta Ponteareas para, junto el alcalde, conocer de primera mano la situación del ayuntamiento. También visitó Salvaterra, As Neves, Gondomar, Nigrán y Baiona, precisamente los ayuntamientos que se mantenían a primera hora de la mañana en «alerta 2» por la cercanía de las lapas a núcleos poblacionales.

Carmela Silva subrayó sentirse «desolada» por lo que había acontecido en la tarde del domingo y en la madrugada y recordó que desde el mismo sábado a la tarde se activó el gabinete de crisis de la Diputación y que estuvo en permanente contacto con la conselleira de Medio Rural y el director general de Emergencias para ofrecer toda la colaboración necesaria.

La Presidenta de la Diputación subrayó hoy, en su comparecencia de primera hora junto el vicepresidente, que la totalidad de los medios del Consorcio Provincial Contra Incendios estuvieron la disposición de los servicios de emergencia de la Xunta de Galicia a lo largo de todo el fin de semana «incluso muchas veces por encima de nuestras posibilidades».

Silva agradeció la labor hecha por los bomberos y el personal del parque de maquinaria que «respondieron de manera afirmativa nuestra demanda para que se incorporasen al servicio a pesar de las libranzas y descansos». También quiso ampliar este agradecimiento a la Guardia Civil, policías locales, la UME y a todos los servicios de emergencias, pero sobre todo a todo el vecindario de la provincia que luchó con sus propios medios contra el fuego.

La Presidenta coincidió con César Mosquera en asegurar que lo primero en este rato era el combate contra las lapas y atender a la población. «Ahora es el momento de seriedad y rigor y por lo que tenemos que estar preocupados y por apagar los fuegos y habrá tiempo de analizar de lo que de verdad ocurre en nuestros montes y bosques. Me parece que a mí algunos titulares sólo buscan justificaciones para los que tienen que actuar». «Tenemos que sentarnos -mantuvo Silva- y estudiar cuáles son los defectos que tenemos en nuestros montes y como funcionan los dispositivos de extinción, pero quiero quedarme en eso».

Por su parte, el vicepresidente César Mosquera insistió en que «el primer problema ambiental de Galicia desde hace años es el mal estado del monte, que supone la mitad de la extensión de Galicia, y que da lugar a tremendas y fulgurantes consecuencias todos los días y a todas horas». Destacó que es necesario «analizar las características de los dispositivos, como funcionaron y si coordinaron durante los fuegos de estos días con más calma y no en caliente», si bien subrayó que lo más importante es «sentarnos y mirar sin presa y sin pausa» el futuro de la gestión del monte para evitar situaciones como la que se están viviendo.

El nacionalista subrayó que la Diputación de Pontevedra, con el plan de creación de parques forestales que se puso en marcha este ejercicio, es la única institución provincial gallega que está «destinando recursos para la mejora del monte» muy por encima de sus posibilidades a pesar de no tener competencias. Por último, subrayó que los fuegos virulentos se producen cada vez con más frecuencia «parece que acentuados por el cambio climático», por lo que insistió en que «algo habrá que hacer»

La totalidad de los parques del Consorcio estuvieron movilizados el domingo, con siete motobombas y vehículos de intervención rápida con sus dotación y sus refuerzos. Además en el parque de maquinaria se movilizó dos máquinas de cadenas, dos góndolas y dos cisternas que tuvieron que ser contratadas de urgencias con 3 conductores maquinistas, un coordinador y otros tres conductores externos.

Los medios del Consorcio Provincial actuaron en los incendios de Ponteareas, Mondariz, Redondela, Pazos de Borbén, Soutomaior, As Neves, Baiona, Nigrán, Pontecaldelas, Salvaterra, Cotobade, Meis, Fornelos, Salceda, en la parroquia de Morgadáns de Gondomar, en un incendio industrial en Hierros Mos, en un incendio de una carpintería en Pontecaldelas en en un incendio en Budiño (Porriño).

Por otra parte, la Diputación de Pontevedra se suma a los tres días de luto oficial decretados por la Xunta de Galicia y sus banderas ondearán a media asta.

Anuncios