Anuncios
Ticker de novas

Más de veinte mujeres del mar ponen en común retos y reflexionan sobre su futuro en Baiona

Más de veinte personas, en su mayoría mujeres, acudieron al taller de generación de ideas de Candieira, celebrado en el Parador de Baiona y organizado por el GALP Ría de Pontevedra. El objetivo de este encuentro era favorecer la generación de ideas e iniciativas, bien asociativas, bien económicas, que dieran respuesta a las necesidades y retos de las mujeres del mar. Los resultados del taller se redireccionarán en los próximos meses de cara a materializar aquellas iniciativas que algunas de las participantes deseen desarrollar con la ayuda y el asesoramiento del equipo técnico de Candieira y del GALP.

Este taller es el segundo celebrado en el marco de la Red de apoyo a las mujeres del mar Candieira, un proyecto de cooperación entre seis GALP. A lo largo de las próximas semanas se seguirán organizando talleres en los territorios de los grupos, abarcando la costa gallega. Aunque están pensados para mujeres del mar o que quieran emprender alguna iniciativa desde la innovación relacionada con el sector pesquero y marino y con aquellos otros sectores relacionados (hostelería, turismo, formación etc.), están abiertos a quien quiera participar y son gratuitos. También es importante la presencia de agentes institucionales, promotores, potenciales clientes y profesionales que puedan ser de apoyo, en general, para el futuro sector marítimo pesquero.

Experiencias inspiradoras

Teresa Ramos, de Babadiva Ambiental, Rita Míguez, presidenta de Anmupesca y patrona mayor de Arcade, y María José Cacabelos, presidenta de las mariscadoras y vicepatrona de la Cofradía de Cambados, por parte de Guimatur Cambados Guimatur, fueron las encargadas de relatar las experiencias en su respectiva iniciativa, con el fin de que las participantes tomaran nota de ejemplos inspiradores que puedan impulsar otras al amparo de Candieira.

La presidenta de Anmupesca resaltó la necesidad de que la mujer esté presente “en cualquier mesa donde se trate el tema de la pesca”. “Cada vez crecemos más profesionalmente, pero tenemos muchos años perdidos y tenemos que pegar un sprint, es una deuda que tenemos con las mujeres de antes”. La suya es la primera asociación que agrupa las mujeres de la pesca de todo el Estado, creada el pasado año para visibilizar, profesionalizar y conseguir mejoras profesionales. Por su parte, María José Cacabelos lamentó la escasez de datos económicos sobre “todo lo que acerca” la mujer del mar con su trabajo, no sólo al propio sector pesquero, sino la otros ámbitos industriales. Explicó que Guimatur nació para transmitir conocimiento y poner en valor el trabajo de las mariscadoras. “Cuando comenzamos malamente cubríamos la seguridad social. Que venga gente de fuera, formada, y admire, valore y vea las ventajas de ser dueñas de nuestro trabajo aumentó nuestra autoestima”. También formuló el reto de hacer que el mundo del mar “sea acogedor”, pues “atractivo ya es”. Por último, Teresa Ramos, de Babadiva, hizo hincapié en la necesidad de “informar para aprender a valorar desde el turismo sostenible”.

Las tres coincidieron en la necesidad de que las mujeres y cree alianzas por un futuro sostenible y que mejore su visibilización y profesionalización.

Retos comunes

Partiendo de una serie de retos recogidos en encuentros anteriores, las personas participantes fueron añadiendo otros nuevos e identificando atrancos. Entre otros asuntos, se habló de atajar la igualdad retributiva con la igualdad profesional, pensar en el futuro del mar en clave de conservación, colaborar con las asociaciones de cara a obtener información cuantitativa de cuantas mujeres hay trabajando en el mar, transmitir la cultura asociativa que algunas mujeres del mar están llevando a cabo al resto del sector, y que desde los ayuntamientos se reconozca esta labor, intentar influir en el precio del marisco -algo que se está haciendo en algunas agrupaciones- creando una red de comunicación entre todas las cofradías para tener precios mínimos y así no sobrecargar el mercado, más formación y acceso a la información, canales abiertos de la gente de la pesca del día a día con equipos técnicos y administraciones, más comunicación con el público para que sepa a qué se debe el precio que paga por el producto, más unión y profesionalidad, dar más importancia a la clasificación de los productos, más prevención de riesgos laborales, y la concienciación en la corresponsabilidad de cara a romper el techo de cristal de las mujeres.

Al final del taller las participantes redactaron los titulares de aquellas noticias que les gustaría ver hechas realidad en un futuro próximo.

Anuncios