La Diputación financiará el 50% del servicio de teleasistencia de Baiona, Gondomar y Nigrán

La Junta de Gobierno de la Diputación de Pontevedra viene de aprobar un aumento de la financiación del servicio de teleasistencia domiciliaria dirigido a personas que necesitan de una atención continuada en ayuntamientos de la provincia de menos de 20.000 habitantes, del que ya se benefician cerca de 500 personas. Mediante una adenda al convenio, en vigor con 46 ayuntamientos, la institución provincial pasará de sufragar el 34% al 50% del servicio, asumiendo la mitad de los costes derivados de este, lo que se espera que repercuta en un aumento de usuarios y usuarias hasta las 700 personas beneficiarias.

El servicio de teleasistencia domiciliaria de la Diputación de Pontevedra ampara en la actualidad a un total de 465 personas, de las que cerca de un 75% son mujeres. Esta iniciativa permite a personas de avanzada edad o con algún tipo de diversidad funcional mantener su independencia y continuar viviendo en su domicilio con tranquilidad y seguridad, con la consecuente mejora en su calidad de vida que esto implica.
Ante una situación de emergencia en el hogar, con sólo pulsar un botón, los y las usuarias reciben asistencia inmediata, 24 horas al día y 365 días al año, movilizando los recursos necesarios para dar solución al problema. Esto es posible gracias a un terminal asociado a la línea telefónica, que se instala en los domicilios y que permite establecer una comunicación directa desde cualquier punto de la casa, similar al sistema de «manos libres» de los teléfonos móviles.

Asimismo, a través del centro de atención de este programa se prestan servicios de apoyo inmediato la demandas de angustia, soledad, accidentes domésticos, movilización de recursos ante situaciones de emergencia sanitaria, personal o social, se gestionan agendas para recordar a la persona usuaria datos importantes sobre toma de medicación o realización de gestiones y también se realizan seguimientos permanentes mediante llamadas telefónicas periódicas. El servicio se completa con visitas regulares a los usuarios y usuarias con el objetivo de acompañar a estas personas y así minimizar el sentimiento de soledad y aislamiento a lo que muchas se ven abocadas y jornadas de convivencia.

El objetivo fundamental del servicio de teleasistencia de la Diputación es permitir la permanencia de las personas usuarias en su medio de vida habitual y el contacto permanente con su entorno socio-familiar, evitando el aislamiento social, la soledad y asegurando la intervención inmediata ante situaciones críticas, lo que repercute muy positivamente en la calidad de vida de estas personas.

Hasta la fecha son 46 los ayuntamientos de la provincia beneficiados por el servicio de teleasistencia domiciliaria de la Diputación de Pontevedra: son Barro, Baiona, Bueu, Caldas de Reis, Cambados, Campo Lameiro, A Cañiza, Catoira, Cerdedo – Cotobade, Covelo, Crecente, Cuntis, Forcarei, Fornelos de Montes, Agolada, Gondomar, O Grove, Meaño, Meis, Moaña, Mondariz, Mondariz-Balneario, Moraña, Mos, As Neves, Nigrán, Oia, Pazos de Borbén, O Porriño, Puertas, Ponte Caldelas, Pontecesures, Ribadumia, Rodeiro, O Rosal, Salceda de Caselas, Salvaterra do Miño, Sanxenxo, Silleda, Soutomaior, Tomiño, Tui, Valga, Vilaboa, Vila de Cruces y Vilanova de Arousa.

Adjudicación del servicio de teleasistencia 2018 -2019

Asimismo, durante la celebración de la última Junta de Gobierno, también se aprobó el expediente para la adjudicación, por procedimiento abierto, de un acuerdo marco que regirá la prestación del servicio de teleasistencia domiciliaria en la provincia de Pontevedra para los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes durante 2018 y 2019. Dicho marco contará con un presupuesto de 88.200 euros año.