La Guardia Civil denuncia al Ayuntamiento de Gondomar por tres señales de tráfico en gallego

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // A sinal na entrada do IES Terra de Turonio.

La Guardia Civil viene de denunciar al Ayuntamiento de Gondomar por tres señales de tráfico escritos «íntegramente» en gallego. El primero, en el que se puede leer «Excepto profesorado/persoal e vehículos autorizados», está colocado en la entrada del instituto Terra de Turonio de Gondomar desde su inauguración; los otros dos, se colocaron en el año 2007 en los accesos al Polígono de A Pasaxe, con la inscripción «Agás usuarios polígono».

El alcalde, Paco Ferreira, lo considera un ataque a la lengua, y recuerda que el Estatuto de Autonomía está por encima de una Ley común como la Ley de Seguridad Vial.

A sus socios de gobierno, Manifiesto Miñor, les sorprende que después de tantos años sin ningún tipo de problema, la Guardia Civil utilice ahora estas señales como casus belli contra la lengua gallega, basándose en una ley que menosprecia y margina a las demás lenguas oficiales. «El mensaje que se está enviando a la ciudadanía está clara: el gallego es una lengua sin entidad propia, que ni siquiera sirve para rotular las señales de tráfico. Por tanto, sólo podemos entender esta denuncia en el marco de subalternidad de nuestra lengua, siempre subordinada a las lenguas del poder. Más una vez, se ponen de manifiesto la situación de minorización en la que se encuentra el gallego».

Desde Manifiesto Miñor, expresan su rechazo ante este nuevo ataque cara el gallego, que pondrán en conocimiento de la Mesa Pola Normalización Lingüística, para articular una vía de actuación contra una ley que discrimina la lengua gallega.

Tras la denuncia de la Guardia Civil, Galicia Bilingüe expresó su apoyo público a la denuncia y ofreció apoyo jurídico gratuito a la ciudadanía para recurrir las multas que se puedan recibir por no respetar la señalización.

«Queremos recordar que las indicaciones de los carteles denunciados sólo recogen una salvedad, una excepción, a la señal de «Prohibido el paso», conocido y reconocido internacionalmente. Por tanto, resultaría incomprensible, cuando no cómico, que se alegara desconocimiento de la lengua para evitar una multa por ignorar la señalización simbólica. El argumentario de Galicia Bilingüe roza lo absurdo, pero cualquier excusa les vale para fomentar el desprecio del gallego y de nuestra cultura», señalan desde Manifiesto Miñor.

El BNG ve en la denuncia un ataque del Estado a los derechos lingüísticos de Galicia

El Bloque Nacionalista Gallego califica la denuncia de la Guardia Civil contra el Ayuntamiento de Gondomar como un signo más del ataque sistemático a los derechos lingüísticos del pueblo gallego por parte del Estado.

Porque a pesar de que hace más de 30 años que existen normas legales que establecen que, en Galicia, el gallego tiene que estar presente en las diversas señalizaciones públicas, son muchos los ejemplos en los que se continúa excluyendo mayoritariamente el gallego: edificios del Estado (las comisarías de la Policía Nacional, las delegaciones de la Agencia Tributaria, los cuarteles de la Guardia Civil…), de la Xunta (hospitales), en ayuntamientos, y la mayoría de las carreteras, autovías o autopistas.

«¿Por qué en estos casos no se denuncia el incumplimiento de la ley? ¿Por qué la Guardia Civil, que incumple la legislación al no utilizar el gallego como lengua oficial, denuncia ahora cuando las señales llevan más de 10 años colocados sin que habían supuesto ningún problema?», se pregunta Manuela Rodríguez Pumar, Responsable Local del BNG de Gondomar.

«Resulta evidente que es una nueva acción encaminada a alimentar el falso debate de la imposición del gallego, además de ser una muestra de menosprecio a la lengua propia y de no reconocimiento de su oficialidad en la Galicia», añade. «Desde el BNG confiamos en que el gobierno de Gondomar mantenga una posición firme en la defensa de nuestra lengua en el ayuntamiento y le ofrecemos todo nuestro apoyo y colaboración en esa empresa».

No es la primera vez que la Guardia Civil tiene problemas con el gallego en Gondomar

En el año 2015, la misma Guardia Civil que hoy denuncia al Ayuntamiento por tres carteles de tráfico se negó a atender a un vecino en gallego y mismo se le instó a que se expresara en castellano, conculcando sus derechos lingüísticos e ignorando el deber de la administración de atender a la ciudadanía en la lengua oficial que lo desee. Tanto la Defensora del Pueblo del Estado como la Defensora del Pueblo y la Secretaría General de Política Lingüística dieron la razón al vecino de Gondomar al reconocer que, sin ser deber, incomprensiblemente, que los agentes de la Guardia Civil conozcan las lenguas oficiales al otro lado del español, los puestos de atención deberían estar desempeñados por funcionarios que conocieran la lengua gallega.

Anuncios