Nigrán invertirá cerca de 300.000 euros del Plan Concellos en la humanización de la calle Marinero

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Rúa Mariñeiro.

El Ayuntamiento de Nigrán invertirá 970.010,12 euros que le corresponden del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra para realizar diferentes obras consideradas prioritarias para el gobierno local y entre las que destaca la humanización de la calle Mariñeiro de Panxón o el cambio de la instalación eléctrica en todos los colegios públicos del municipio. Todas estas acciones fueron presentadas hoy pormenorizadamente por el alcalde, Juan González, y por el diputado provincial, David Regades, que visitaron la calle Mariñeiro de Panxón junto al presidente de la asociación de vecinos, José Luis Varela.

Precisamente, la partida presupuestaria más abultada, con 282.351 euros, le corresponde a la humanización de la calle Mariñeiro (de titularidad autonómica), seguida del cambio de la instalación eléctrica de todos los colegios públicos del municipio (actualmente muy deficiente) por 115.160 euros. En total, casi 400.000 euros que el Ayuntamiento asumirá íntegramente aunque no sean aspectos de competencia exclusiva municipal. «Aunque un 40% de estas obras atañería directamente a la Xunta, desde el gobierno local decidimos no esperar más y asumirlas directamente porque las consideramos urgentes y prioritarias. No son obras de cara a la galería, son peticiones de los vecinos y compromisos políticos que supondrán una mejora de la calidad de vida de todos», justifica el alcalde, Juan González, quien agradece la posibilidad que brinda la Diputación de invertir el dinero en las cuestiones que cada gobierno local decide.

Por otra parte, y dentro de este mismo plan, el Ayuntamiento invertirá 88.585 euros en la compra del terreno para el nuevo almacén municipal en Puerto del Moje; 54.450 euros para retirar las toneladas de cascotes acumuladas por el anterior gobierno local en la finca de La Camesella; 18.766 para la adquisición de especies vegetales singulares para la puesta en valor de zonas verdes; 8.712 euros para la compra de luminaria de bajo coste o 21.000 para la renovación del cierre de la pista multideportiva de A Ramallosa. Además, a la humanización de la calle Mariñeiro de Panxón hay que sumarle a continuación y final de la misma en la Avenida Castelao de Nigrán por 21.055 euros y en San Roque (Camos) por 32.997 euros (en esta misma calle se incluye por 38.478 euros la instalación de abastecimiento de agua, hasta ahora inexistente).

En el Plan Concellos se incluye el Plan de Empleo, que con 218.252 euros permitirá durante 9 meses la contratación de dos albañiles, 21 peones desbrozadores y cuatro conserjes para el colegio y la casa consistorial.

Rúa Mariñeiro

El alcalde de Nigrán, Juan González, anunció que aunque las obras en calle Mariñeiro podrían comenzar en junio al tener todos los permisos necesarios, el gobierno local decidió posponerlas al final del verano para no perjudicar a vecinos y visitantes en la época estival, cuando se registra gran afluencia. Las obras, que saldrán a contratación en las próximas semanas, incluyen la reparación del pavimento, la mejora de las aceras para que sean accesibles, solución definitiva al problema de evacuación de pluviales, instalación de nuevas luminarias LED en el alumbrado público y ordenación definitiva del tráfico rodado en los dos sentidos con más plazas de aparcamiento (aumentan a 72). Todos estos trabajos, con un plazo de ejecución de cuatro meses, están encaminados a la mejora de la seguridad viaria del entorno en una crucial en la parroquia porque conecta la transitada carretera por la Vía (PO-325) con la playa.

«Se trata de una calle que nunca se remodeló y que está completamente deteriorada, con aceras en estado calamitoso y, sobre todo, con un gran problema en las acometidas de pluviales y fecales que hay que arreglar también, lo que repercutirá directamente en la calidad de las aguas de Panxón porque aunque este año ya dio excelente aún se producen vertidos por deficiencias en esta calle», explica González.

Las actuales aceras son estrechas y en mal estado e incumplen la normativa de accesibilidad, por lo que aumentarán de 1,50 a 1,80 su ancho y se le dará continuidad peatonal con un nuevo pavimento a base de hormigón pulido colorado. Además, se mejorará la instalación de evacuación de pluviales, ya que presenta problemas de estancamiento de aguas los días de fuertes precipitaciones (la red de saneamiento será separativa). Por otra parte, también se mejorará el entorno con la implantación de alumbrado público con luminarias LED que supondrán una mejora en la eficiencia y ahorro energética, así como menor contaminación luminosa sin perjudicar a la seguridad del peón. La nueva iluminación será un elemento característico y diferenciador en la futura calle Mariñeiro, así, el fuste de las próximas farolas será de acero inoxidable con acabado brillante y, en corte láser, se representará en el mismo el nombre de la calle por los dos lados y el escudo del Ayuntamiento de Nigrán.

Anuncios