El gobierno provincial propone la adhesión de la Diputación al Fondo Gallego de Cooperación y Solidaridad

FOTO: DEPUTACIÓN DE PONTEVEDRA

La Presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, anunció este viernes que el Gobierno provincial presentará en el próximo Pleno una propuesta para que la institución provincial se adhiera al Fondo Gallego de Cooperación y Solidaridad. Este organismo sin ánimo de lucro, en el que ya se encuentran integrados alrededor de 90 ayuntamientos de Galicia, más de 20 de ellos de la provincia de Pontevedra, además de las Diputaciones de A Coruña y de Lugo. El Fondo Gallego de Cooperación y Solidaridad tiene por objetivo reunir a los ayuntamientos y otras instituciones tanto públicas como privadas para contribuir al desarrollo del Tercer Mundo a través de un fondo económico que descentralice la cooperación y promueva el desarrollo sostenible.

Carmela Silva aseguró que «hay gente en el mundo que vive en la pobreza extrema y que no tiene acceso ni al agua potable. Precisan del mundo avanzado en recursos para poder salir de esa situación y por eso es fundamental para el conjunto del mundo, porque es una cuestión de valores humanos, que no nos quedemos fríos cuando hay gente que muere de hambre, sin aportar recursos». La Presidenta de la institución provincial aseguró que «mientras otras administraciones recortan las ayudas a la cooperación internacional, esta adhesión va a suponer un paso más en el compromiso de este Gobierno provincial en la conformación de sociedades más justas, en las que se respeten los derechos de todas y de todos» y aseguró que «es un deber de las administraciones colaborar con aquellos países que tienen serios problemas, que viven en una situación de pobreza extrema y nos tenemos que comprometer con esos países». Por eso, Carmela Silva calificó de «vergonzoso» que «la Diputación de Pontevedra no formara parte de este organismo».

Entre los compromisos que asumiría la Diputación de Pontevedra a través de su adhesión al Fondo se encuentran los de adoptar actitudes y acciones que contribuyan a construir un mundo más justo y solidario, participar en proyectos y programas de cooperación, desarrollo y solidaridad internacional, fomentar el encuentro de todas las fuerzas políticas representadas en la Corporación para la puesta en marcha de los mismos. También a promover una aproximación progresiva a la dedicación del 0,7% del presupuesto como mínimo a las políticas de cooperación, tal como recomienda Naciones Unidas, «algo que el anterior Gobierno estatal de José Luis Rodríguez Zapatero había acordado y de lo que no se volvió a hablar nunca», señaló Carmela Silva.

Además, la institución provincial también se comprometerá como miembro del Fondo Gallego de Cooperación y Solidaridad a impulsar la coordinación de las políticas de cooperación en el seno del municipalismo (para que las comunidades de destino actúen como motores de su propio desarrollo), a estimular la sensibilización y comprensión ciudadana sobre la necesidad de ejercer una mayor solidaridad del Norte con el Sur del Planeta, así como a potenciar su relación con las ONGs, formar tanto a las personas cooperantes como a su personal propio y a seguir trabajando en el campo de las políticas de transparencia e igualdad de oportunidades.

Carmela Silva defendió el Fondo Gallego de Cooperación y Solidaridad ya que, según dijo, «creo que sumar sinergias hace que los recursos estén todos en un mismo lugar y se puedan hacer proyectos mucho más interesantes». Silva aseguró que «es muy importante que exista este Fondo y que participen todas las corporaciones» para «permitir que sumen sus fuerzas y que distintas sensibilidades políticas puedan participar en establecer las vías a través de las que se va a llevar a cabo la cooperación internacional».

Anuncios