CABE se opone a la entrada de Gondomar en el actual Plan de Transporte Metropolitano

El gobierno de Gondomar viene de aceptar la entrada del municipio en el Plan de Transporte Metropolitano de la Xunta de Galicia con un coste de cerca de 90.000 euros en los próximos tres años. Este dinero irá a manos de la Xunta e indirectamente a las empresas de transporte, responsables ambas partes según Gondomar Concello Aberto “del pésimo servicio de transporte urbano que sufrimos en nuestro Concello, se gasta sin tener por contrapartida la obtención de mejora alguna en el servicio”.

CABE recuerda que con la entrada en el Plan de Transporte Metropolitano Gondomar seguirá sin tener un servicio directo con Vigo, ya que no se da solución al histórico conflicto de la concesión a dos empresas, y no se garantiza ningún nuevo servicio que solucione las graves deficiencias actuales como el transporte entre la villa y las parroquias, la falta de transporte al campus de la Universidad de Vigo o un inadecuado transporte entre las villas del Val Miñor. Así mismo, continuará la mala planificación del transporte escolar, dejado en la mano de las concesionarias.

“Por el contrario, la única contraprestación obtenida es una subvención universal en el precio del billete, que llega al 100% en el caso de los menores de 19 años”, añaden desde Gondomar Concello Aberto.

CABE se opone a la entrada en este Plan de Transporte de la Xunta en las condiciones en las que viene propuesto, ya que se muestra contrario a las subvenciones lineales y universales y a la falta de un estudio de necesidades del transporte que dé lugar a una planificación adecuada a nivel municipal, incluyendo el transporte mediante empresas concesionarias, el servicio de taxis y posibles medios propios. “Este sería el punto de partida para negociar nuestra entrada, de ser el caso, en el Plan de la Xunta”.

Gondomar Concello Aberto también considera necesario un estudio económico que evalúe si la cantidad planteada (casi 90.000 euros en 3 años) supondría un retorno adecuado, o por el contrario, “estaríamos regalándole dinero a la Xunta y posiblemente a las concesionarias actuales”.

El principal problema para CABE es la falta absoluta de planificación por parte del Concello, implicando desconocimiento y análisis de la realidad, la improvisación, el seguidismo de ciertas política y políticos del actual equipo de gobierno, con el alcalde al frente.

“Pongámonos a trabajar por Gondomar con sentido y seriedad desde la participación vecinal y no juguemos alegremente con el dinero y las verdaderas necesidades de los vecinos y vecinas”, concluyen.

Anuncios