Anuncios
Ticker de novas

Baiona cuelga el traje medieval con más de 160.000 visitantes

Miles de personas se acercaron este fin de semana a Baiona para regresar al Medievo y conmemorar el 524 aniversario de la llegada de la carabela La Pinta con la noticia del Descubrimiento de América.

Aunque finalmente la lluvia no faltó, desde la organización y la Policía Local hacen un balance positivo en cuanto a la afluencia de gente, y se estima que durante las tres jornadas de celebración unas 160.000 personas han pasado por la Real Villa.

La bolsa de aparcamiento en Porto do Molle sirvió para que unas 3.000 personas entrasen en el municipio de forma gratuita en autobús y sin el menor trastorno, 1.860 durante la jornada del sábado y 1.100 en la del domingo. Las navieras Mar de Ons y Piratas de Navia cancelaron sus servicios de transporte marítimo por las condiciones meteorológicas.

Baiona se engalanó para recibir a miles de visitantes venidos de todas partes, convirtiéndose en un espectacular teatro al aire libre en el que es posible trasladarse cinco siglos atrás gracias a la XXII Fiesta de la Arribada.

La Misa Solemne en la Iglesia de Santa María y la exposición sobre la carpintería de ribera en el Casal del Regimiento (Casa del Ayuntamiento) fueron los primeros actos del viernes. Ya por la tarde, en el Parador Conde de Gondomar, fue el momento de la recepción de autoridades y el homenaje a Martín Alonso Pinzón.

El sábado, se descubrió una placa conmemorativa por el 40 aniversario del monumento al capitán de la Carabela Pinta situado en el Paseo Pinzón con la actuación del Coro “Amigos por Milagros” de Palos de Frontera. Tras una visita a las Paradas de los Pueblos Hermanos se celebró el Gran Desfile Medieval por el Real Mercado con la participación de toda la animación de la Fiesta de la Arribada.

Un año más el gran protagonista fue el Real Mercado Medieval, que este año creció hasta la calle Marqués de Quintanar con más de 200 puestos.

No faltaron artesanos, malabaristas, zancudos, exposiciones, cetrería, contiendas de esgrima y combates históricos, tiro con arco, torneo de justa, música antigua, espectáculos nocturnos de fuego y la representación teatral “Arribada del Descubrimiento”.

Los más pequeños pudieron disfrutar en la Alameda de los Aprendices, el Campamento de Adiestramiento de Caballeros, las Olimpiadas Medievales, Reta de Ponis y Burritos, Paseos en Camellos y Dromedarios, la Granja Medieval, el Parque de Aventuras Desafío Medieval, el Parque Temático Medieval de Playmóbil y el Parque de Atracciones Medievales.

Baiona cuelga el traje medieval hasta el próximo año y hay quien ya está pensando en la próxima edición de la fiesta medieval, pues la Arribada es una fiesta tan especial que no deja indiferente a nadie y que una vez que la vives y disfrutas, repites una y otra vez, y no te la quieres perder.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios