Anuncios
Ticker de novas

El sábado continúa la alerta roja en la costa y el aviso naranja por viento

La Xunta recuerda la necesidad de continuar manteniendo las máximas precauciones ante la alerta roja que estará activa de nuevo desde esta tarde y hasta la noche en el litoral de las provincias de Lugo y de A Coruña, y ante el aviso de nivel naranja por viento en toda la comunidad, donde las rachas máximas podrán llegar a los 110 o 130 kilómetros por hora.

El Centro de Atención a las Emergencias (CAE) 112 Galicia gestionó desde el 2 de febrero a las 0,00 horas -con el inicio de las alertas por temporal- un total de 1.542 incidentes acumulados.

Desde las 12,00 horas del último parte, hasta las 18,00 horas, se registraron 500 incidentes, la mayoría de ellos en Pontevedra (219), seguida de A Coruña (122), Lugo (98) y Ourense (60).

Otros incidentes salientables de la jornada de hoy fueron la caída de árboles y ramas en las carreteras, carteles, pancartas, cables de luz, derrumbamientos, bolsas de agua, tierra y piedras en carreteras. Así como varios centros escolares cerrados a causa de caída de árboles y tejas. Además, varios puertos gallegos fueron afectados por roturas de pantalanes y diques flotantes, así como embarcaciones hundidas.

En cuanto a los incidentes en el suministro eléctrico, hay un total de 92, según el último informe disponible, que afectaron a cerca de 60.000 usuarios en toda Galicia, especialmente en las provincias de Coruña y Pontevedra.

Daños en las infraestructuras portuarias

La Consellería del Mar, a través de Portos de Galicia, está evaluando los daños producidos por el temporal en las infraestructuras portuarias que gestiona este ente. Portos de Galicia contabilizaba este mediodía en alrededor de 36 los puertos afectados por los incidentes, sin que se hubieran producido novedades relevantes en las últimas horas. Los daños están relacionados con roturas de pantalanes y diques flotantes, embarcaciones hundidas, desprendimientos de chapas y fingers (elementos de amarre de embarcaciones) y caída de señales.

Los puertos más afectados fueron fundamentalmente los de la provincia de Pontevedra y A Coruña. En Baiona el temporal levantó parte de la cubierta del tejado de la lonja y causó daños en los pantalanes.

Incidentes en carreteras

Según el último parte de las carreteras gallegas, la situación está normalizada, excepto en el corte de la PO-534 en Forcarei, que continuará por lo menos hasta mañana. Los técnicos de Red Eléctrica están trabajando para solucionar el tránsito.

En la PO-225 también se produjo recientemente la caída de un árbol, pero los medios de conservación ya estaban trabajando en solucionar el incidente. Además, en el PQ 58 de la AC-550 está indicada la circulación con precaución por encontrarse sobre la calzada el cable de la acometida de una casa, situación de la que ya se dio aviso a la compañía eléctrica. La misma situación se produjo en el PQ 67+500 de la LU-633, donde también está señalizada la circulación con precaución y la menor velocidad.

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.