Nigrán volverá a duplicar el número de beneficiarios del programa “Xantar na Casa”

El Ayuntamiento de Nigrán solicitará al Consorcio Gallego de Igualdad y Bienestar la modificación del convenio de colaboración del programa “Xantar na Casa” para poder volver a duplicar el número de usuarios, lo que permitirá pasar de los 20 actuales a 40 en estos dos años que lleva operativo en Nigrán, siendo el único municipio del Val Miñor en contar con este servicio.

“Está funcionando muy bien porque este apoyo garantiza a las personas dependientes y que viven solas una alimentación saludable y una mayor autonomía personal. Tenemos solicitudes fundamentalmente de gente mayor pero también de personas con diferentes discapacidades”, explica el alcalde, Juan González, quien encuadra esta iniciativa en el programa de gobierno municipal “Un Nigrán para todos”. “Hay que destacar que facilita también la conciliación de las familias cuidadoras”, resume el regidor, quien avanza que pedirá ampliar el convenio “las veces que haga falta con tal de no dejar a ningún beneficiario solo”.

“Xantar na Casa” consiste en que un día a la semana el usuario recibe en su propio domicilio 7 bandejas con los menús correspondientes listos para calentar en el microondas y con todas las garantías sanitarias (incluyen pan, primer plato, segundo y postre), teniendo un coste simbólico para el beneficiario de 1,76 € por menú (Ayuntamiento y Xunta aportan el resto hasta 6,60 €). Así, está destinado a mayores de 60 años y también a dependientes o en riesgo de exclusión social y es complementario con otros servicios como el de “Ayuda a Domicilio”. Además, al inicio se comprueba que las personas beneficiarias dispongan de microondas, frigorífico, menaje y cualquier elemento preciso para la preparación e ingesta de las comidas porque, en el caso de carecer de ellos, se ponen a su disposición en régimen de depósito.

“Muchos mayores que viven solos, especialmente del rural, no tienen la capacidad de ir a comprar los alimentos y ponerse después a cocinar y, además, desean mantener la independencia de vivir en sus propios hogares, este programa está demostrando que es de una gran ayuda”, añade Bibiana Peixoto, edil de Asuntos Sociales, quien subraya además el escasísimo coste económico que supone para el beneficiario.

Los menús son completos y equilibrados, correctamente condimentados y con una buena presentación, variados y adaptables a las necesidades de las personas beneficiarias, sus gustos y hábitos, así como a la gastronomía local y a la época del año (se trata de una dieta basal de 630-840 Kcal., lo que supone el 35% del volumen energético diario total, que en el caso de los ancianos oscila entre 1.800 y 2.400 Kcal). Desde “Xantar na Casa” procuran especialmente el uso de productos de origen, elaboración o transformación gallega.

Desde una perspectiva integral, “Xantar na Casa” puede complementar al servicio de ayuda el hogar permitiendo mantener al máximo la propia capacidad de independencia y autonomía y posibilitando la permanencia en sus propios hogares en unas condiciones aceptables, evitando el desarraigo o retardando posibles institucionalizaciones.