La CIG denuncia la reducción del personal de Correos en la comarca del Val Miñor

La CIG-Correos Vigo denuncia la situación de pérdida de servicio que Correos está provocando en la comarca del Val Miñor, con decisiones en las que se pone en riesgo el cumplimiento de la ley postal y del Servicio Postal Universal en una comarca en crecimiento demográfico e industrial. “La empresa pública Correos que tanto se ha exaltado en los últimos tiempos, de ser una entidad comprometida con el rural, reduce personal y no tiene servicio de atención al público en horario de tarde”, afirman.

“Llevan más de una década marchando contra corriente”, señalan desde el sindicato CIG. Mientras la comarca creció más de 1000 vecinos en los últimos años y se desarrollaron los polígonos industriales de A Pasaxe y el de Porto del Molle, Correos reduce personal de reparto y de oficina. Esto lleva a que en la actualidad haya secciones de reparto desproporcionadas, provocando que la distribución de los servicios postales no se haga con arreglo a la normativa postal en vigor. Puesto que hay zonas donde no se está repartiendo los cinco días de la semana, que recoge la ley postal. “Es un escándalo que una entidad dependiente de la administración sea quien incumple la legalidad. Siendo cierta la bajada del volumen de correo tradicional, que puede aducir la empresa, no es menos cierto el aumento de otros productos y servicios que Correos está incorporando”, señalan desde la central sindical. La reducción de personal con plazas que no se cubren provoca un desajuste en el servicio que trae consecuencias para la ciudadanía y para los trabajadores, que están sufriendo en determinados casos situaciones de ansiedad.

Por otra parte las vecinas y vecinos de los cuatro ayuntamientos que se atienden desde las oficinas y Unidad de Reparto del Val Miñor (Gondomar, Nigrán, Baiona y Oia), carecen de una oficina de atención al público en horario de tarde en toda la comarca. Otro aspecto que en ningún momento se tiene en cuenta por parte de la empresa y el crecimiento estival. Así es que cuando se triplica la población en la comarca, Correos es cuando más reduce los efectivos, puesto que no se cubren las vacaciones de todo el personal. La CIG reclama una revisión de la situación en esta comarca inmediata, antes de que el clima laboral y el servicio a la ciudadanía siga deteriorándose más.