Baiona hace balance de los daños provocados por las intensas lluvias

El Ayuntamiento de Baiona sufrió en los últimos días las consecuencias de las intensas lluvias y las adversidades meteorológicas, registrando daños de consideración en algunas infraestructuras públicas. Destacan los daños registrados en un tramo del paseo fluvial de la parroquia de Baredo, en el paseo fluvial del Burgo y en uno de los muros de contención de la ex Colegiata de Santa María de Baiona. En el paseo fluvial de Baredo, las intensas lluvias arrancaron más de 50 metros de la pasarela de madera.

“En estos casos, ya están en marcha los proyectos de rehabilitación, ya que están otras administraciones implicadas y son necesarias diferentes autorizaciones sectoriales para proceder a las actuaciones”, explica el alcalde de Baiona, Carlos Gómez Prado. En concreto, en el caso de los paseos fluviales es necesario contar con los informes correspondientes de Augas de Galicia, mientras que en el caso del muro de la ex Colegiata hay que informar previamente a la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta.

Las intensas lluvias provocaron también otros daños en la red de carreteras de la villa y en diferentes aceras. El Ayuntamiento lleva ya días trabajando en arreglos y limpiezas en las que son de titularidad municipal, realizando ya también las correspondientes gestiones en las carreteras que son de la Diputación de Pontevedra.

“Fueron lluvias torrenciales que provocaron decenas de incidencias y en algunas zonas de la comarca del Val Miñor inundaciones muy serias, por lo que las administraciones tenemos que reaccionar rápido para buscar soluciones lo antes posible y atender las demandas de los vecinos”, añade el alcalde de Baiona.