El PP se niega en el Parlamento a recuperar los cuatro profesores suprimidos en el IES Auga da Laxe de Gondomar

La parlamentaria socialista Leticia Gallego lamentó hoy el voto en contra del PP a la propuesta que presentó en la Comisión de Educación del Parlamento para pedirle a la Consellería de Educación que recuperara los 4 profesores suprimidos en los dos últimos cursos en el IES Auga da Laxe de Gondomar. Señaló que este voto demuestra que “ni creen ni quieren una enseñanza pública inclusiva, igualitaria y de calidad”. Reclamó el refuerzo del personal de profesores y profesoras en este centro educativo, ya que las ratios implantadas por la Xunta “aunque sean legales, hacen imposible de realizar la atención individualizada al alumnado”, y afectan sobre todo a los chicos con necesidades específicas, que quedan desatendidos.

Denunció que la Xunta “solo cree en los recortes de personal, y no reflexionan sobre las consecuencias negativas que provocan sobre el alumnado”, víctimas de la destrucción de la enseñanza pública que, dijo, constituye una “agresión directa contra nuestra sociedad y contra la igualdad de oportunidades”. Advirtió que “la posibilidad de ascenso social es inexistente sin una enseñanza pública de calidad”, mientras el gobierno gallego “solo está interesado en abaratar costes”. La parlamentaria socialista criticó que el PP “no tiene interés ninguno ni en la educación pública ni en el trato humano que sus ciudadanos adolescentes van a recibir durante seis horas al día y durante diez meses al año”.

Bachillerato de Artes

La parlamentaria socialista le reclamaba hoy también a la Consellería de Educación que concediera el nuevo Bachillerato General y Bachillerato de Artes para el curso que viene en este centro educativo, después de que el conselleiro de Educación provocara la indignación de las familias de los ayuntamientos de Gondomar, Nigrán y Baiona al justificarse en base a una supuesta falta de demanda. Gallego señala que la comarca debiera contar con todas las modalidades de Bachillerato “sin obligar al alumnado a desplazarse fuera de la zona”, debido a las características geográficas y el volumen de población. Sin embargo, ningún centro educativo del Val Miñor va a contar con estas modalidades educativas, obligando al alumnado a desplazarse y limitando aún más su derecho a acceder a las diferentes vías educativas.