La reforma y ampliación de una vivienda en Gondomar, Premio Gran de Area 2022

La reforma y ampliación de una vivienda unifamiliar aislada con garaje, pérgola y piscina ubicada en el lugar de Barga, en la parroquia gondomareña de Donas, resultó ser una de las 16 candidaturas premiadas en los “Gran de Area de Aportación a la Arquitectura”, una apuesta del Colegio de Arquitectos de Galicia en las provincias de Pontevedra y Ourense, para el reconocimiento del trabajo de arquitectos, promotores, aparejadores, constructores y demás colaboradores necesarios, en las obras y proyectos de calidad desarrollados en las demarcaciones de Vigo, Ourense y Pontevedra.

El jurado de los Premios Gran de Area 2022 estuvo integrado por Manuel Martínez Carazo, Presidente de la Delegación en Vigo del COAG; Rafael Castro Armesto, Presidente de la Delegación en Ourense del COAG; Anselmo Villanueva Peón, Presidente de la Delegación en Pontevedra del COAG; Fernando Sampil Sánchez, colegiado seleccionado entre los premiados de las ediciones anteriores; María Fandiño Iglesias, colegiada de la Delegación en Vigo; Pablo López Prol, colegiado de la Delegación en Ourense; Zaraida Martínez Sanmartín, colegiada de la Delegación de Pontevedra; y María Luisa Pierres López, Secretaria de la Delegación en Pontevedra del COAG.

El jurado eligió el proyecto realizado por el arquitecto Antonio Soliño Troncoso por tratarse de un ejemplo perfecto de intervención de rehabilitación y ampliación de vivienda en un ámbito rural, en el que se conquiere la perfecta armonía y transición volumétrica entre la construcción preexistente tradicional y los nuevos volúmenes, de tilde intencionadamente contemporánea. Las 63 obras presentadas, englobadas en más de 10 tipologías diferentes, son de carácter urbano, habitacional, industrial, comercial o paisajístico, y con escalas también muy diferentes, desde pequeñas intervenciones, casi estratégicas, a otras que incluso resuelven espacios urbanos a escala de ciudad.

Una variedad de propuestas, todas ellas de alta calidad, que dificulta seriamente la labor del jurado y que finalmente encuentra en las obras premiadas esas pequeñas o grandes aportaciones a la arquitectura del Sur de Galicia que entienden deben ser reconocidas por su ejemplaridad del buen hacer arquitectónico, pero sin olvidar que son el resultado de la colaboración exitosa de todos los agentes de obra, promotores, constructores y profesionales de la arquitectura.