Naturgy invierte en Gondomar 1,2 millones para mejorar el suministro eléctrico

La distribuidora de electricidad del Grupo Naturgy UFD está desarrollando un importante plan de actuaciones para reforzar la fiabilidad del servicio en el municipio de Gondomar y minimizar los tiempos de respuesta en sus actuaciones, con el objetivo de impulsar la calidad y la fiabilidad del servicio en la zona. En concreto, la compañía ha destinado más de 700.000 euros en el refuerzo de la potencia eléctrica en todo el municipio, con la instalación de dos nuevos centros de transformación en los barrios de Fonte y Peroleira, en la parroquia de Peitieiros, donde UFD está realizando la canalización subterránea de más de 1.700 metros de líneas de baja y media tensión. Las obras en Peroleira ya han finalizado, y actualmente la compañía está trabajando en Fonte, en los lugares de Gándara y Area.

La distribuidora también soterró 1.500 metros de la línea de media tensión que da suministro a Donas e instaló un nuevo centro de seccionamiento. Todo ello ha permitido desmontar cerca de 2.000 metros de línea de media tensión aérea y retirar 7 apoyos de media tensión. Asimismo, está prevista la ampliación de la capacidad del centro de transformación de Piquetes y se están ejecutando trabajos de mejora en la subestación de Gondomar. UFD destinó, además, estos dos últimos dos años, 260.000 euros a trabajos de tala selectiva y poda de árboles y desbroce para la prevención y defensa contra los incendios forestales y garantizar el óptimo funcionamiento del suministro eléctrico. El objetivo de estas tareas de limpieza en las zonas de servidumbre de las líneas es garantizar las mayores condiciones de seguridad para las infraestructuras de suministro eléctrico y asegurar la calidad y la accesibilidad de la red, evitando posibles incidencias por acumulación de masa forestal en las zonas próximas a las redes de distribución.

Avances en la telemedida y la telegestión para optimizar la fiabilidad del servicio

UFD ha hecho un importante esfuerzo en los últimos años en innovación y aplicación de nuevas tecnologías para avanzar en la telemedida y telegestión de los puntos de suministro, en el telecontrol y sensorización de las redes, así como en el robustecimiento de las infraestructuras e integración de las redes de comunicación y sistemas de información con la red convencional para optimizar su explotación. En ese sentido, la distribuidora eléctrica invirtió más de 200.000 euros en la instalación de puntos de telecontrol y sus respectivos reconectadores en las líneas que alimentan Gondomar, lo que permitirá optimizar la fiabilidad del servicio y minimizar los tiempos de respuesta ante cualquier incidencia.

El delegado de UFD en Pontevedra, Francisco Ramos, explica que con estas nuevas actuaciones, la distribuidora cumple el compromiso adquirido con los vecinos de Gondomar y con su alcalde, Paco Ferreira, que tanto insistió en impulsar la calidad y fiabilidad del servicio en este municipio. Por su parte, el regidor considera que “esta mejora en las infraestructuras era muy necesaria, ya que era una demanda de hace varios años de los vecinos de la zona tras las incidencias sufridas. Ahora, con esta inversión de más de un millón de euros podrán disfrutar de un mejor servicio eléctrico”.