Candela Peña faena con dos percebeiras de Baiona en “Buen trabajo”

Si al esfuerzo de un trabajo eminentemente físico le añadimos el peligro de hacerlo en el mar con buen y mal tiempo, en invierno o en verano, y saltando a una roca en medio del agua, ¿estamos hablando de uno de los trabajos más duros que existen? Candela Peña viaja a Galicia y acompaña a faenar a dos percebeiras de Baiona, asomándose a una vida dura que está muy alejada de la suya propia. En “Buen trabajo”, en Movistar Plus+, los protagonistas son los trabajadores, que invitan a los colaboradores Marcos Grison, Candela Peña y Antonio Resines, a ver cómo es su jornada laboral, por qué trabajan en eso y cuáles son sus aspiraciones.

Belén Pazos y Belén Rodríguez son amigas, patronas de barco y percebeiras. A base de esfuerzo y mucho trabajo, han conseguido abrirse un hueco en una profesión tremendamente masculina; donde arriesgan sus vidas muchas de las veces que salen a faenar. ¿Cuánto llevan trabajando de percebeiras? ¿Por qué eligieron esta profesión? ¿Y por qué siguen jugándose la vida? ¿Hasta qué edad creen que podrán seguir? ¿Les gustaría que sus hijos e hijas siguieran sus pasos? ¿Cómo es ser mujer en un ambiente tradicionalmente de hombres? Infinidad de preguntas a las que la colaboradora Candela Peña busca respuesta en el cuarto programa de “Buen trabajo”, ya disponible en Movistar Plus+.

Los colaboradores de “Buen trabajo” no viajan solos. Están acompañados por un amigo, un familiar, un conocido, alguien con quien comentar durante las pausas del trabajo sus expectativas sobre el viaje y los resultados y conclusiones que van sacando de cada experiencia que vivan. En “Percebeiras”, Candela Peña estará acompañada de un amigo suyo, José Ignacio Sánchez Miret, médico jubilado.