El BNG defiende la prioridad de la pesca ante la amenaza del macroparque eólico marino del Volanteiro

El Bloque Nacionalista Galego defiende la prioridad del sector pesquero frente a la amenaza del macroparque eólico marino del Volanteiro, proyectado a menos de 30 kilómetros de la costa de A Guarda y a 50 kilómetros del litoral de Vigo. El frente nacionalista viene de celebrar en Baiona un encuentro con cofradías y colectivos ambientales en el que exigió poner por delante las necesidades de los sectores productivos gallegos frente a los de multinacionales extranjeras que promueven estas instalaciones, con graves impactos sobre las zonas afectadas.

“Galicia es una de las principales potencias pesqueras europeas y toda esa riqueza y ese potencial no se pueden someter a los intereses de empresas multimillonarias que ningún beneficio dejan en nuestro país”, aseguró la portavoz de Pesca del BNG en el Parlamento de Galicia, Rosana Pérez, en el acto en el que también estuvieron presentes representantes institucionales del BNG de los ayuntamientos afectados en las comarcas de Vigo y del Baixo Miño.

La diputada nacionalista señaló que el “elemento llave” en este debate es “quién manda en nuestro mar”. En ese sentido, reclamó el derecho de las gallegas y de los gallegos a “ordenar y regular nuestro litoral y a definir nuestra política energética en función de nuestras necesidades y de nuestras potencialidades”, y no de intereses ajenos que explotan nuestros recursos sin tener en cuenta las consecuencias sobre el medio y los sectores productivos. En ese sentido, acusó a PP y PSOE de connivencia con los promotores de estos parques eólicos marinos, de los que existen hoy 7 proyectos en trámite en las costas gallegas. En el caso del proyecto del Volanteiro supondría la instalación de 34 aerogeneradores, con una potencia total superior a los 500 MW, sobre una superficie de 95 metros cuadrados.

Pérez afirmó que para el BNG la importancia del sector pesquero y marisquero tiene que prevalecer desde el punto de vista de los intereses económicos, sociales y ambientales del País. Así, reclamó que el sector energético cuente con intervención y participación pública para evitar, como sucede bajo el gobierno del PP en la Xunta, que grandes empresas “pasen por encima de quien haga falta, tal y como está aconteciendo con la eólica terrestre y puede ocurrir, si no frenamos este nuevo atropello, con la eólica marina”.

En el encuentro intervino también el biólogo y coordinador del grupo de trabajo de Pesca del BNG, Joam Luis “Césio” Ferreiro, que advirtió de que se están escondiendo los graves impactos de proyectos de eólica marina sobre el litoral gallego mientras se publicitan sus bondades. “Y más en un País como Galicia que es altamente dependiente de sus recursos marinos”, destacó.

Desde el frente nacionalista reiteraron su total apoyo a las reivindicaciones del sector pesquero y marisquero sobre la implantación de estos macroparques, y anunciaron que van a seguir trabajando para que la eventual instalación de molinos eólicos en la costa gallega quede supeditado a sus efectos sobre la capacidad productiva, en especial de la flota de bajura, y del medio ambiente.