La Xunta presenta en Nigrán la cuarta edición de la campaña escolar Pilabot

La Xunta de Galicia, con la colaboración y apoyo de los gestores de pilas autorizados Ecopilas, ERP y Ecolec, impulsarán un año más la campaña escolar Pilabot, una iniciativa para promover la concienciación de las nuevas generaciones sobre el reciclaje y que tendrá como actividad principal un concurso de recogida de pilas, acumuladores y baterías usadas entre el alumnado de todos los colegios de primaria y secundaria participantes.

Durante una visita al CEIP da Cruz, en Nigrán, uno de los centros educativos que participó en las tres ediciones anteriores, resultando ganador del segundo premio durante lo curso 2019-2020, la directora general de Calidad Ambiental, Sostenibilidad y Cambio Climático, Sagrario Pérez, subrayó que gracias al esfuerzo realizado por los escolares de los 150 centros inscritos en la pasada edición se reciclaron cerca de 54 toneladas de pilas, uno de los residuos domésticos más peligrosos y altamente contaminantes.

El objetivo de la que será la cuarta convocatoria de Pilabot será superar estas cifras y para lograrlo, la directora general animó a los centros educativos de toda Galicia a implicarse en la campaña, que en esta ocasión volverá a contar con un total de 150 plazas disponibles.

Hasta el próximo 9 de diciembre todos los colegios públicos, privados o concertados que estén interesados en participar en la iniciativa podrán inscribirse a través de la página web de Pilabot.

La actividad central volverá a ser el concurso escolar de reciclaje de pilas, baterías y acumuladores de manera que una vez cerrado el plazo de inscripción, se repartirán entre todos los participantes bidones colectores y material informativo como paso previo al arranque de la recogida, que comenzará oficialmente el próximo 11 de enero y se prolongará en cada centro durante un período de seis semanas (ata el 14 de abril).

Tras insistir en los “espectaculares” resultados de las ediciones anteriores de Pilabot , Sagrario Pérez felicitó en especial al alumnado del CEIP da Cruz por su participación en las tres convocatorias anteriores, en las que recogieron cerca de 6.300 kg de este tipo de desechos. De hecho, subrayó que durante lo curso 2019-2020, este centro de Nigrán logró el segundo puesto en la categoría de recogida por colegio.

En este sentido, hace falta recordar que la concienciación de la sociedad gallega con respecto a este material y la necesidad de reciclarlo correctamente va en aumento, destacando que solo en el período 2018-2020 la recogida de este tipo de residuos creció un 60%.

En cuanto a las cifras del año pasado, los gestores de pilas autorizados en la Comunidad recogieron un total de 323 toneladas de estos desechos procedentes de los hogares gallegos, de forma que casi el 17% de esta cantidad —alrededor de 54 toneladas— fue aportadaa por los centros educativos participantes en la tercera edición de Pilabot .

Por eso, Sagrario Pérez subrayó que los 115.000 niños y niñas gallegos que participaron desde el año 2018 en esta iniciativa que se desarrolla en el ámbito educativo son “un ejemplo a seguir” y la mejor prueba de la efectividad que tienen este tipo de campañas de concienciación sobre el impacto ambiental de determinados residuos.

Reciclar tiene premio

Los ganadores del concurso de reciclaje de pilas de este curso, durante lo cuál los centros participantes competirán entre sí para conseguir las mejores cifras de recogida, se repartirán 7.500 euros divididos en cuatro premios: dos de 2.500 euros cada uno para el centro que más kilos recupere y para lo cual tenga la mejor tasa de recogida por alumno, y otros dos de 1.250 euros para los segundos clasificados en cada categoría.

Los colegios que al final de la competición resulten galardonados deberán destinar el dinero de los premios recibidos a la compra de material escolar, deportivo o a la organización de actividades educativas con su alumnado.

En todo caso, la campaña Pilabot también incluirá otro tipo de actividades, como charlas y talleres de sensibilización ambiental, el reparto de material específico relacionado con la iniciativa entre todos los centros participantes y un certamen artístico de carácter individual que se convocará más adelante bajo el lema #EuSonPilabot para poner a prueba la imaginación y la creatividad de los escolares gallegos.