El Chuvi lleva realizadas medio ciento de intervenciones de obesidad con el robot Da Vinci

Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra la Obesidad, el servicio de Cirugía General y Digestiva del Área Sanitaria de Vigo dio a conocer hoy los últimos datos de actividad relacionados con el abordaje quirúrgico de esta patología. Así, desde que hace un año se iniciara el programa de cirugía bariátrica robótica del Chuvi, este servicio lleva realizadas un total de 50 intervenciones con el equipo robótico Da Vinci, el 40% del total de las cirugías de la obesidad.

En este contexto, estos días el servicio está impartiendo un Curso Internacional de Cirugía Bariátrica, en el que 5 especialistas de Polonia e Italia, están aprendiendo las técnicas laparoscópicas empleadas en el Álvaro Cunqueiro como las de puerto único o de puertos reducidos; esto es, aquellas mínimamente invasivas en las que se realiza la cirugía a través del ombligo (y no deja cicatriz).

Cirugía robótica como tratamiento de la obesidad

El uso de la cirugía robótica para el abordaje de la obesidad mórbida permite a los cirujanos acceder a la cavidad abdominal a través de pequeñas incisiones en la piel, evitando de esta forma los riesgos y secuelas de las grandes incisiones, y siendo el bypass gástrico la técnica más frecuente.

Según explica la jefa del servicio de Cirugía General del Área de Vigo, Raquel Sánchez, “este procedimiento consiste en la reducción del tamaño del estómago, para luego conectarlo directamente a un tramo más adelantado del intestino delgado, de manera que solo se utiliza un 60% del mismo para la absorción de los alimentos. Conseguiremos que el paciente se sienta saciado con poca ingesta de comida, al tiempo que la absorción de grasas sea menor. Como consecuencia, se producirá un cambio en el metabolismo que le ayudará a aprovechar mejor los alimentos y quemar el exceso de grasa”.

Ventajas para el paciente

Con el empleo del sistema robótico Da Vinci, la más avanzada tecnología en cirugía robótica, se pueden obtener numerosos beneficios en este tipo de intervenciones, tanto para el paciente como para el cirujano.

La Dra. Sánchez Santos comenta que algunas de las ventajas para el cirujano es la fuerza y la precisión en los movimientos que aporta el robot en pacientes que sufren superobesidad mórbida, donde la pared abdominal es muy gruesa, por lo que hace falta realizar más esfuerzo para utilizar el instrumental quirúrgico.

Respecto a los beneficios para los pacientes, esta cirugía es efectuada de forma mínimamente invasiva y con gran precisión; por lo que reduce de manera importante el tiempo de ingreso, permitiendo al paciente reanudar en pocos días su vida habitual; disminuye el dolor postoperatorio y el riesgo de infecciones o de reintervenciones.

Vigo, 120 cirugías bariátricas

Esta cirugía está indicada en aquellos pacientes con obesidad mórbida en los que fracasaron tratamientos previos. La mayor parte de los obesos que se someten a esta intervención pesan entre 120-190 kilos. Anualmente, en la Área Sanitaria de Vigo se realizan unas 120 intervenciones de este tipo.

Se trata de una operación complicada, por lo que los criterios de selección de los pacientes son muy rigurosos, con un protocolo estricto en el que se valora, además de su estado físico, el psíquico, su nivel de comprensión y su compromiso de colaborar en el seguimiento posterior, ya que son pacientes que después de la intervención están obligados a observar unos cuidados serios y unos hábitos de vida saludables.

Los resultados que se logran con estas intervenciones son muy satisfactorios ya que el 80% de los pacientes pierden el peso que necesitan para mejorar sus morbilidades y calidad de vida.