El Dorsia Covirán se corona en Baiona como mejor equipo nacional femenino

El Dorsia Covirán Sailing Team se coronó este domingo en Baiona como mejor equipo nacional femenino. El barco de la Marina Burriananova (Castellón), armado por Nuria Sánchez y patroneado por la olímpica Natalia Vía-Dufresne, ganó por segundo año consecutivo la Liga Nacional Femenina de Vela, que vivió su última etapa este fin de semana en el Monte Real Club de Yates en el marco del Trofeo Grupo Isonor.

La tripulación se alzó con la victoria tras firmar podios en las cuatro fases de una competición que finalizó con dos primeros puestos en Valencia y Galicia; y dos segundos puestos en el País Vasco y Baleares. Un triunfo logrado con un margen de puntos muy cómodo con respecto a sus rivales más directas y fruto de una muy buena temporada regatera.

Tras saberse victoriosa, la armadora del Dorsia Covirán Sailing Team, Nuria Sánchez, se mostró muy satisfecha por haber podido revalidar el título de la anterior edición. “El esfuerzo que hemos hecho a lo largo de todo este tiempo con el proyecto de “Queremos hacer historia” se ha visto recompensado con muchos éxitos como éste, unas victorias que nos animan a seguir trabajando. La evolución y el compromiso de las chicas ha sido muy bueno y ya nos hemos marcado nuevos objetivos para 2023”.

De la tripulación del equipo, además de la propia armadora, forman parte la olímpica Natalia Via-Dufresne, María Torcida, Mar Gil, Carlota Hernández y Martina Ruigómez. Con apenas 11 años, ésta última, hija del destacado regatista Carlos “Puro” Ruigómez, es el más claro ejemplo de la apuesta del Dorsia Covirán Sailing Team por las jóvenes promesa de la vela en España.

“En el equipo hemos buscado siempre incluir nuevas tripulantes, de todas las edades. Actualmente está formado por una mitad de juveniles y otra mitad de seniors y esa mezcla de edades y experiencias no hace más que enriquecerlo y fortalecerlo”, dice Nuria Sánchez, quien no solo defiende la vela exclusivamente femenina, sino también los equipos mixtos, a los que considera una muy buena oportunidad para darle a la mujer el impulso que necesita en la vela española.

“Pese a todos los avances que se han ido dando desde diferentes ámbitos, todavía queda mucho trabajo por hacer para que el número de licencias federativas de mujeres siga creciendo. Y esto es algo que no podemos hacer solas. Necesitamos ayuda de los hombres, necesitamos que nos apoyen y, sobre todo, que confíen en nosotras”, asegura la armadora del Dorsia Covirán, quien tiene claro que “navegar en equipos mixtos en competiciones de monotipos como los J80, en los que la fuerza no es tan importante, nos permitirá a las mujeres seguir creciendo mano a mano con los hombres, y finalmente desarrollar más equipos exclusivamente femeninos”.

La Final de la Liga Femenina de Vela que se disputó estos días en Baiona estuvo organizada por el Monte Real Club de Yates por delegación de la Real Federación Española de Vela. Las pruebas, que formaron parte del Circuito Iberdrola de Vela Femenina, se celebraron gracias al patrocinio del Grupo Isonor y con la colaboración de la Xunta de Galicia, la Diputación de Pontevedra, el Ayuntamiento de Baiona y la Real Federación Gallega de Vela.

Pese a que en el programa estaba prevista la celebración de un total de seis pruebas, tres por día, la meteorología adversa que dejó en las Rías Baixas la borrasca Beatrice, con mucha lluvia y viento de gran intensidad, únicamente permitió la disputa de dos mangas en la jornada del sábado. Ambas las ganó el Dorsia Covirán, que se hizo con el oro del Trofeo Isonor. La plata y el bronce de esta última fase fueron para el equipo del Real Club de Regatas de Alicante, liderado por Berta Campos; y el gallego Pazo de Cea, de Rosario García, con grímpola del Monte Real Club de Yates.

En la entrega de premios, que puso el punto y final a la competición, participaron, entre otras autoridades, la conselleira de Igualdade de la Xunta de Galicia, María Jesús Lorenzana; la directora comercial de Grupo Isonor, María Fraguas; y la responsable de eventos deportivos del Monte Real Club de Yates, Marga Cameselle.

Cameselle agradeció a la Real Federación Española de Vela el haber elegido al Monte Real para la celebración de la última fase del circuito femenino y destacó la alineación de esta iniciativa con el programa de “Vela en Femenino” del club. “Hace más de un cuarto de siglo -dijo- pusimos en marcha la Ladies Cup, una competición 100 por cien femenina, y desde entonces no hemos dejado de apostar por la mujer. Impulsamos equipos exclusivamente femeninos y los ayudamos para que puedan participar en competiciones estatales; creamos premios específicos para mujeres en nuestros trofeos; sacamos a navegar a mujeres víctimas de violencia machista… estas son algunas de las cosas que hemos hecho y seguimos haciendo, y aún nos quedan muchas más por poner en marcha”.