El BNG insta al Alcalde de Gondomar a explicar las razones de la parálisis del PGOM

El Bloque Nacionalista Galego viene de solicitar nuevamente la convocatoria de la Comisión Informativa de Urbanismo con el objeto de que el Alcalde explique las razones de la parálisis del Plan General de Gondomar. La comisión, donde están representados gobierno, corporación municipal y equipo redactor, nunca fue convocada desde su creación al inicio de mandato. La única reunión en que se habló del PGOM se celebró en septiembre de 2020, con anterioridad a la recepción del documento de alcance del estudio ambiental estratégico realizado por la Xunta luego del análisis de los documentos remitidos por el Ayuntamiento y de las sugerencias recibidas en la fase de consultas.

Una vez recibidas a las observaciones emitidas por la Consellaría, el Alcalde se había comprometido a introducir a la mayor brevedad los ajustes necesarios para resolverlas y poder someterlo a aprobación en pleno. “Dónde quedaron las declaraciones públicas del Alcalde, Paco Ferreira, y de la directora general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Encarna Rivas, que apuntaban al otoño de 2021 como fecha para la aprobación inicial del PGOM?”. Para el Bloque resulta obvia razón de la negativa de Ferreira a convocar la comisión de Urbanismo. “El Alcalde pretende impedir que constatemos la nula gestión de su gobierno en lo referido al PGOM”, lamenta la portavoz municipal del BNG, Manuela Rodríguez.

La participación social en el diseño del PGOM

El gobierno de Ferreira también se opuso a la creación del Consejo Sectorial de Urbanismo, propuesta por la organización nacionalista para dar cabida a la participación vecinal en el diseño del futuro plan general de ordenación municipal de Gondomar; propuesta acorde con el modelo de ayuntamientos democráticos, transparentes y participativos que el BNG defiende.

Para el BNG, la participación de los vecinos y de sus asociaciones es la mejor garantía para diseñar un planeamiento al servicio del interés público y general. Así, en un ayuntamiento como Gondomar, donde la oferta de vivienda en alquiler es cara y escasa, la propuesta del PSOE establece una reserva insignificante de vivienda de promoción pública yendo al mínimo permitido. “Solo la participación, desde antes ya de la aprobación inicial del PGOM, puede garantizar darle al documento una visión social del planeamiento previsto, que facilite el acceso a la vivienda a las personas jóvenes y a las familias trabajadoras a precios asequibles de venta o alquiler”.