“La vida de Velo iba a perderse en los laberintos del exilio”

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // Moisés Quintas e Aser Álvarez antes de dar comezo “Love Velo” no multiusos de Sabarís.

El guionista, director y periodista, Aser Álvarez, presentó en la tarde del sábado un proyecto homenaje al político antifranquista Xosé Velo (Celanova 1916-1972) para conmemorar el 50 aniversario de su fallecimiento y que a su vez sirvió como pistoletazo de salida del Mes da Memoria, puesto en marcha por la concejalía de Cultura de Baiona.

“Love Velo” nace de una relación que podría catalogarse de amor, del fruto de 10 años de intenso trabajo de investigación y recopilación documental, del examen minucioso de antiguas grabaciones, escritos y viajes a Brasil y Portugal y que ahora el autor muestra en el documental “Xose Velo 50 anos despois” como síntesis del presentado hace pocos meses “Xosé Velo Libertador Ibérico”, de 30 minutos de duración y que el 9 de octubre se presentará en Caracas. Con un enfoque didáctico y divulgativo, su idea es dar a conocer la vida del activista que pasó a los anales de la historia por participar en el secuestro de crucero “Santa María” 1961 como un gesto desafiante a las dictaduras española y portuguesa de Franco y Salazar, que sirvió a JFK como tema en su primer discurso como presidente de los EEUU. “Esta historia, como muchas otras, estaba condenada a desaparecer en los laberintos del exilio. Aunque era un animal político, no era un animal de rebaño y nadie lo reivindicó”, explica Álvarez.

Además de la proyección del corto, durante la jornada también se presentó el libro “Xosé Velo. Textos escollidos”, que escribió junto a Lois Codias y otras colaboraciones, y un recital poético musicalizado por Moisés Quintas para mostrar su rama poética. La huella de Velo seguirá presente en el multiusos durante todo el mes de octubre a través de una exposición compuesta por paneles con un corpóreo de Siro López.

Para el autor, este proyecto va mucho más de una mera biografía, porque sin quererlo, cuando Velo se cruzó en su vida, al momento se quedó fascinado de su personalidad y entereza, de cómo le comunicó por carta a su amigo y compañero de mocidades galeguistas Celso Emilio Ferreiro que sufría un cáncer de pulmón que poco después acabaría con su vida en 1972. “No había frustración ni amargura, estaba aceptando lo que le iba a pasar a pesar de que tenía tres hijos y que llevaba una vida escapando. Aquí me quedé fascinado de su figura porque una persona que sabe morir de esta manera demuestra que es un ser extraordinario”, relata. A partir de aquí comenzó su aventura de una década de duración y que ahora culminará con la edición de una unidad didáctica y un videoensayo que se presentará a final de año. Titulado del mismo modo que el proyecto presentado en Sabarís, “Love Velo” relatará en primera persona todo el trabajo de recopilación realizado, el viaje a Brasil y la recuperación de sus documentos que ahora descansan en el archivo de la Diputación.