La Guardia Civil sorprende a un cazador furtivo de aves silvestres en Portonovo

La Guardia Civil ha identificado a un cazador furtivo que fue sorprendido mientras pretendía capturar con una red jilgueros, una especie protegida de aves fringílidas. Los hechos ocurrieron en una finca situada en las proximidades de la localidad de Portonovo, perteneciente el municipio de Sanxenxo, donde el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) tenía establecido un punto de vigilancia tras haber tenido noticia de que una persona se estaba dedicando a la caza furtiva de aves silvestres.

Las pesquisas realizadas por la Patrulla del Seprona de Vilagarcía concluyeron el pasado fin de semana cuando localizan a esta persona, un vecino de Marín, que fue sorprendido cuando manipulaba una red de las denominadas de libro, anclada al terreno y provista de un cordel estirado por el suelo que utilizaba para el abatimiento y la captura de las aves. Próxima a la red tenía dos jaulas con sendos jilgueros, que ejercían las funciones de reclamo para atraer más aves.

El dispositivo culminó con la identificación de esta persona que sin ningún tipo de autorización para el ejercicio de la caza, supuestamente se estaba dedicando a la captura ilegal de este tipo de aves silvestres. Fue denunciado por infringir la normativa autonómica que regula el ejercicio de la caza en Galicia (Ley 13/2013) y contravenir las normas que se estipulan en la Ley 5/2019, del patrimonio natural y de la biodiversidad de Galicia.

El Seprona se incautó también de la red y las jaulas que estaba utilizando y procedió a la puesta en libertad de los dos ejemplares de jilgueros en su hábitat natural.