El restaurante más pequeño del mundo se pone en marcha en Baiona con las reservas completas

Ayer lunes, y durante 15 días, se ha puesto en marcha en Baiona el “Rías Baixas. El restaurante más pequeño del mundo para la provincia más grande del mundo”, una experiencia única y original comandada por el chef Estrella Michelín Rafa Centeno y nacida en el seno del festival Barbeira Season Fest, que se celebrará en la villa turística del 30 de agosto al 4 de septiembre, con apoyo de la Xunta de Galicia en el marco del programa Xacobeo 21-22.

Las plazas para disfrutar de la experiencia se agotaron en tan sólo dos semanas, después de que se hubiera anunciado el plazo de reservas a finales del pasado mes de junio. Isaac González, uno de los responsables de Recados Carmen, empresa promotora de la iniciativa señala que “nos han llegado peticiones de reserva desde distintos puntos de España. No sólo de curiosos o amantes de la gastronomía, también de marcas que han querido tener un detalle con sus clientes”. “Cuando pusimos en marcha la idea dentro del Barbeira Season Fest el año pasado, con la colaboración del Concello de Baiona para poner en valor su hostelería y su calidad turística, sabíamos que el restaurante más pequeño del mundo tendría vida propia y un largo recorrido”, finaliza.

El restaurante ofrecerá, desde el lunes, un servicio solamente de cenas durante 15 días (del 15 al 30 de agosto), en una sola mesa, y para un máximo de 10 comensales. La mesa estará situada en un lugar privilegiado de Baiona, con vistas al mar.

Un menú homenaje al producto gallego

El menú que ha diseñado Rafa Centeno es “un homenaje a la esencia del producto gallego de calidad y un paseo por nuestras costas” y, en él, los comensales podrán encontrarse con, por ejemplo, un “Cremoso de bacalao y tomate”, una “Navaja con vermut blanco, coco y cítricos”, una “Merluza con tártara de lechuga de mar y caviar”, bogavante, un tartar de ternera gallega o una pieza de cerdo ecológico especiada con yogurt.

El “Rías Baixas” cuenta con el patrocinio de la Diputación de Pontevedra y la colaboración del Concello de Baiona, Mahou, Rectoral Amandi, Regina Viarum, Alma Atlántica, Terras Gauda, Sardino, Traloagro, Campomayor y Mariskito.