El Grupo Socialista insta a la Xunta a mejorar el servicio de los comedores escolares de Nigrán

La diputada socialista Leticia Gallego le reclamó este martes a la Xunta de Galicia que tome medidas para corregir la “grave situación” que atraviesan los comedores escolares del municipio de Nigrán, lo que está originando numerosas quejas por la “pésima calidad de la comida” y la falta de auditorías a la empresa encargada del catering. Para mejorar el servicio, y de acuerdo con las demandas de la comunidad educativa, propuso utilizar la cocina del CEIP Humberto Juanes, construida con una inversión de 373.878 euros por el Ayuntamiento de Nigrán.

La parlamentaria del PSdeG preguntó por esta cuestión en la Comisión de Educación del Parlamento de Galicia, donde alertó de que esta situación “afecta a los niños y niñas e impacta directamente sobre su salud”. Por eso, demandó que el gobierno gallego “deje de primar el criterio económico sobre el de la calidad alimentaria, con el fin de que se puedan presentar unos menús escolares correctos y saludables”.

Al por menor, Leticia Gallego explicó que esta circunstancia afecta a los CEIPs de A Cruz, Mallón, Carlos Casares, Humberto Juanes y Terra de Turonio. Las comunidades escolares de esta comarca “sospechan que la subida de precios está repercutiendo en este curso en una peor calidad de los alimentos y en la escasez de los mismos”.

Así, según las propias AMPAS recogen en un escrito remitido a la Xunta, el servicio “no es de calidad y muchas veces no cumple con los pliegos de condiciones que firmó la Xunta para su adjudicación”. Entre los defectos señalan “sopa para celíacos congelada; insuficientes yogures, fruta o bollos de pan; ha llegado sucia la vajilla; poca fruta y nada variada; bollos de pan indebidamente envasados”. Además, en ocasiones la comida es insuficiente y hay que repartir entre los comensales a costa de disminuir raciones.

Toda vez que el Ayuntamiento de Nigrán invirtió 373.878 euros en la construcción de una cocina escolar municipal en el CEIP Humberto Juanes, la propuesta de las AMPAS y del propio Ayuntamiento de Nigrán es el uso de esa cocina para “humanizar un servicio que a día de hoy está deshumanizado y que puede incluir platos que hasta ahora no se podían por el transporte y el horario en el que se tiene que cocinar para que llegue a tiempo al centro”. Esto propiciaría una mejora del servicio con un cambio sustancial en todos los aspectos: calidad, cantidad y adecuación nutricional.

Como muestra de esto, Gallego puso como ejemplo el CEE de Panxón, donde se cocina también para el CPI Arquitecto Palacios y para la E.I. “As Dunas”. En este caso, el menú que se elabora directamente en el centro escolar “es de una calidad muy superior a los de los demás colegios que se nutren del sistema de catering”.

Por eso, el Grupo Socialista considera que prescindir del sistema de catering actual “permitiría tener una alimentación más saludable porque se contrarrestaría el uso de alimentos ultraprocesados y privilegiaría el uso de productos frescos y materias primas del comercio local, además podría elaborarse menús más variados y con mejor calidad”.