La Guardia Civil intercepta una motocicleta en la que iban tres personas, dos de ellas sin casco

El pasado miércoles en el km. 1 de la EP-9305, polígono industrial de Xil-Meaño, una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra, da el alto a una motocicleta en la que circulaban tres personas, una de ellas como pasajero en el hueco entre el conductor y el manillar, la otra, también como pasajero en el asiento posterior. Solamente el conductor hacía uso del caso de protección homologado.

Identificado el conductor, de 21 años y vecino de Cambados, se comprueba que carece de permiso de conducción y de seguro obligatorio de la motocicleta, arrojando además resultado positivo en alcoholemia. Por ello, se le investiga por un delito contra la seguridad vial, por conducir careciendo de permiso, lo que conlleva una pena de prisión de tres a seis meses, o con la de multa de doce a veinticuatro meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Las diligencias son remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de los de Cambados. Esta persona ya cuenta con más diligencias instruidas por hechos similares.

También es denunciado administrativamente por alcoholemia positiva, lo que supone una infracción grave cuya sanción es de 1.000 €, otra por carecer de seguro obligatorio, cuya sanción es de 1.250 €, y otra por superar las plazas permitidas transportando a un pasajero en lugar inadecuado, cuya sanción es de 200 €. Asimismo ambos pasajeros fueron denunciados por no hacer uso del casco homologado, lo que supone una sanción de 200 € para cada uno de ellos.