El PP de Gondomar celebra que la Xunta asuma el servicio de comedor escolar

La portavoz del Partido Popular de Gondomar, Paula Bouzós, se reunió con el Secretario Xeral Técnico de la Consellería de Cultura, Educación, FP y Universidades, Manuel Vila, en la que pudo conocer de primera mano que la Xunta de Galicia va a asumir el servicio de comedor escolar en los cuatro centros educativos de primaria de este ayuntamiento y el CRA Antía Cal de Peitieiros “tras el abandono del servicio por parte del Ayuntamiento de Gondomar”.

Según le explicó el representante de la Consellería, el próximo curso el Gobierno gallego se hará cargo de este servicio complementario después de recibir una misiva oficial del Ayuntamiento de Gondomar firmada por el alcalde Paco Ferreira, donde rechaza expresamente renovar el convenio de colaboración para la prestación del comedor que da servicio a cerca de 300 niños de los colegios CEIP Souto-Donas, CEIP Serra-Vincios, CEIP Chano Piñeiro, CEP Xosé Neira Vilas y el CRA Antía Cal de Peitieiros.

A mayores también le confirmó que, tras el compromiso del Delegado Territorial César Ares, la Xunta ha previsto llevar a cabo este verano las obras de ampliación de los comedores Serra-Vincios y Souto-Donas, para de este modo mejorar las condiciones en las que los alumnos de estos centros están recibiendo el servicio de comedor.

Hace falta recordar que a través de la modalidad de convenios con los ayuntamientos, la Xunta lleva apoyando los comedores de Gondomar desde el curso 2013-14 hasta ahora, con un desembolso de cerca de medio millón de euros por parte de la Administración autonómica en todos estos años. En adelante, asumirá la inversión de este servicio en solitario.

Desde la Xunta de Galicia recuerdan que la única referencia expresa que hace la de la Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación a los comedores escolares como obligación para las administraciones educativas es la del artículo 82.2 que establece que “en aquellas zonas rurales en las que se considere aconsejable, se podrá escolarizar a los niños en un consejo próximo al de su residencia para garantizar la calidad de la enseñanza. En este supuesto, las Administraciones educativas prestarán de manera gratuita los servicios escolares de transporte y, de sello caso, comedor…”. Así la finalidad de la gestión del servicio del comedor escolar establecida por la Ley es dar respuesta a la situación de desventaja social y económica de muchas familias, derivada del tradicional asentamiento poblacional en núcleos aislados y diseminados, y fue concebido, por lo tanto, como medio de salvar las dificultades de acceso a la enseñanza motivadas por dicha dispersión geográfica, razón por la que se concebía unido al servicio de transporte escolar. No obstante, la necesidad social del comedor escolar en estos instantes va más allá, ya que alcanza nuevas funcionalidades, derivadas de su condición de importante instrumento para la conciliación de la vida laboral y familiar. En este sentido, los ayuntamientos asumen las competencias de gestión de comedores escolares como instrumento de conciliación, con el apoyo decidido de la administración educativa gallega en recursos y facilidades organizativas, y así se había desarrollado la relación con el ayuntamiento de Gondomar.

Recuerdan además que el servicio de comedor escolar de los centros docentes públicos en el ayuntamiento de Gondomar fue impulsado por el propio ayuntamiento en el curso 2013-2014, dentro de su ámbito competencial como otros ayuntamientos gallegos, contando con la ayuda de la Xunta de Galicia a través de la suscripción de convenios de colaboración en los que se materializaban el otorgamiento de una subvención. El ayuntamiento es por lo tanto el responsable de la prestación del servicio del comedor en los centros escolares en los que estableció tal servicio, asumiendo su gestión.

“Ahora el Ayuntamiento de Gondomar manifiesta su rechazo a la firma del convenio, lo que llevaría a la no percepción de la ayuda económica para la gestión del servicio del comedor, pero eso no implica que esta gestión le corresponda a la Consellería competente en materia de educación, ni tendría deber legal alguna de asumir dicha gestión. De este modo el alcalde de Gondomar deja abandonadas a las familias de los niños que se venían beneficiando de este servicio, algo que tanto Manuel Vila, Secretario Xeral de la Consellería de Educación como Paula Bouzós, portavoz del PP de Gondomar no pueden admitir, por lo que la Xunta de Galicia asume su compromiso de no dejar desamparadas a estas familias. Con el rechazo de este convenio, el alcalde de Gondomar viene a demostrar el poco que le importa la conciliación de las familias y el bienestar de los niños que se benefician de un servicio tan importante como son los comedores escolares”, finaliza diciendo la portavoz del Partido Popular de Gondomar.