Bouzós acusa a Ferreira de engañar a los vecinos de Morgadáns al no licitar el saneamiento de A Pedra

El pasado mes de febrero el Pleno de la Corporación de Gondomar aprobó una modificación de crédito que incluía un importe de 520.740 euros para el saneamiento y acondicionamiento del barrio de A Pedra, en la parroquia de Morgadáns. Por entonces el alcalde aseguraba que esta obra era muy necesaria y que sí o sí se iba a hacer en este año.

A Pedra es un barrio histórico de la parroquia de Morgadáns con un conjunto histórico y patrimonial único en el ayuntamiento de Gondomar que es preciso conservar y cuidar, pero que, como acontece en otros muchos barrios del ayuntamiento, carece de algo tan básico como el saneamiento. Los vecinos de este barrio llevan demandando esta actuación tan importante tanto para alcanzar un servicio esencial como para la conservación de este conjunto histórico.

“Francisco Ferreira lleva prometiendo la ejecución de estas obras desde el año 2015 que fue elegido alcalde de Gondomar, y ahora que tenemos un proyecto aprobado y actualizado, los permisos concedidos y el dinero para llevar a cabo las obras, no es capaz de hacerlo, y al finalizar el año el acuerdo queda en nada y sería necesario volver a hacer otra modificación de crédito”, afirma Paula Bouzós.

La portavoz del Partido Popular acusa al regidor gondomareño de mentir a los vecinos de Morgadáns por anunciar tantas veces el inicio de las obras, le pide que se deje de tantas promesas, y que de una vez por todas quite la licitación y ejecute el tan demandado saneamiento de A Pedra. Acusa también a la Entidad Local Menor por no defender los intereses de los vecinos y exigir al alcalde las obras comprometidas, luego que en el mes de septiembre habían anunciado conjuntamente las obras de saneamiento y acondicionamiento del barrio de A Pedra.

Por su parte, el alcalde Paco Ferreira hace un llamamiento a la tranquilidad no sin antes contradecir la versión de los populares, y es que el regidor no solo mantiene que el plan esté completamente obsoleto, sino que carece del visto bueno de Augas de Galicia y de Patrimonio. Aseguró que además también recibió el veto del arquitecto municipal y ahora ultiman las modificaciones para obtener las autorizaciones sectoriales que les permita licitarlo. Calcula que tendrán todo listo a lo largo de este mes.

En cuanto al inicio de las obras de A Pedra, Ferreira estima que podrían comenzar hacia el próximo verano y que en cualquier caso se realizarán de manera conjunta con las de la adecuación del cementerio, “que son competencia de la Entidad Menor”. El alcalde a su vez justifica las demoras en que uno de los problemas con los que se encontraron es que el documento elaborado durante el mandato de Fernando Guitián, que gobernó entre 2011 y 2015, se limitaba únicamente a saneamiento, y Patrimonio les exige una actuación integral de adecuación del entorno con elementos tales como iluminación pública o la reposición del adoquinado.

Sobre la financiación del mismo, Ferreira explicó que el dinero sigue en las arcas, y que para disponer de él deberán cerrar primero el último ejercicio y presentar cuentas generales. Calcula que esto se producirá entre marzo y abril de 2022 y a partir de ahí volverán a hacer una modificación por el montante que resulte de efectuar los cambios sobre el papel y que podría superar los 520.000 reservados inicialmente.