El BNG de Gondomar inicia en las parroquias la campaña a favor del saneamiento integral del ayuntamiento

El BNG de Gondomar inicia en la próxima semana las mesas parroquiales de debate dentro de la campaña a favor del saneamiento integral del ayuntamiento. En esa puesta en común con los vecinos trasladarán propuestas como la implantación de un servicio municipal de vaciamiento de pozos negros y fosas sépticas para las viviendas que no están cubiertas por el alcantarillado.

Y es que según está recogido en el borrador del PGOM de Gondomar, hay parroquias en las que la red municipal de saneamiento cubre escasamente el 10% de las viviendas y en ninguna pasa del 70%. Esta carencia, y a falta de otras alternativas por parte del gobierno local, obliga a mantener depósitos cuyas filtraciones provocan la contaminación de las tierras, de los acuíferos y manantiales, y deja inutilizados los pozos de agua y fuentes.

Para concienciar e implicar a los vecinos ante esta situación de emergencia ambiental y social, el BNG de Gondomar pone en marcha su campaña de mesas de debate en las parroquias, de recogida de firmas y de elaboración de nuevas iniciativas sociales e institucionales para exigir del gobierno local soluciones a corto y medio plazo, además de un plan estable de inversiones y acciones encaminadas a alcanzar el saneamiento integral del ayuntamiento. Las dos primeras mesas parroquiales se realizarán antes de Navidad y serán oportunamente anunciadas. En las charlas se hará exposición de los planos de la red de saneamiento actual de cada parroquia y de la información a respecto del número de viviendas que quedan fuera de ella.

Propuestas del BNG ante la inacción del gobierno de Ferreira

Como primera medida, toda vez que la red municipal de saneamiento no cubre todo el territorio y que es el ayuntamiento quien tiene el deber de dar soluciones, el BNG propone la implantación de un servicio municipal de vaciamiento de pozos negros y fosas sépticas para atender las necesidades de los vecinos, de centros sociales y pequeños negocios que se vean afectados por la limitación de la red de saneamiento.

Las principales ventajas de este servicio, que estaría subvencionado en parte por el Ayuntamiento, serían: el correcto traslado y gestión de los residuos; el respeto total al medio ambiente y a la salud; la facilidad y agilidad del servicio; y por último, una importante bonificación económica para los vecinos y vecinas, con exenciones o reducción de tarifas en hogares con dificultades económicas.

Este servicio está funcionando en ayuntamientos como Mondariz, Tomiño o Ponteareas, en aquellas parroquias que no están cubiertas por el alcantarillado, con muy buena acogida y resultado. En el caso de Gondomar, solo faltaría la ordenanza, porque el ayuntamiento ya dispone de un camión cisterna que puede destinar a tal fin.

El BNG vuelve a instar al gobierno municipal a priorizar el servicio de saneamiento entre los proyectos que presenta al Plan Concellos de la Diputación. Un plan de ayudas económicas cuyo objetivo principal es buscar el equilibrio territorial, a fin de garantizar la implantación y la prestación integral y adecuada de los servicios básicos de competencia municipal en todos los núcleos de población, para que haya las mismas oportunidades y la seguridad de una calidad de vida similar, vivan donde vivan las personas. “Pero, de los más de tres millones de euros recibidos entre 2015 y 2020 del Plan Concellos de la Diputación para inversiones en infraestructuras, el gobierno de Ferreira apenas destinó 208.000€ a obras de nuevo saneamiento, alguna aún sin finalizar”.

Por otro lado, el BNG de Gondomar viene de presentar nuevamente, como enmienda a los presupuestos de la Xunta para el 2022, que se debatirán en la próxima semana, la inclusión de una partida para la continuación de las redes parroquiales de saneamiento. Aunque sospechan que, como en años anteriores, será rechazada por el gobierno del PP con Feijóo a la cabeza.