El TSXG da la razón a la Xunta y Baiona se queda sin la reforma de la Plaza Victoria Cadaval

El gobierno local de Baiona, formado por PSdeG, BNG y Nós, y que preside el socialista Carlos Gómez, incumplió el acuerdo con la Xunta por el cual la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras iba a invertir en el municipio 1,16 millones de euros para convertir la Plaza de Victoria Cadaval en un lugar moderno y accesible. El tripartito no entregó los terrenos que le correspondían y, tal y como adelantó el Grupo Municipal Popular, y ahora ratifican los tribunales, la consecuencia de esto ha sido la pérdida definitiva de esa ayuda, una de las más importantes para Baiona. Esto es lo que reafirma la sentencia firme dictada por el TSXG y con la que avala la decisión de la Xunta de resolver definitivamente el contrato que en su momento firmó con el anterior gobierno local del PP y cuyo proyecto el tripartito mantuvo paralizado durante meses.

“Se lo advertimos en el pleno de diciembre de 2019, que si no ponían los terrenos a disposición de la Xunta, las obras no podían empezar y perderían el dinero”, recuerdan los populares. “Sólo tenían que realizar esa sencilla tramitación porque el resto del procedimiento ya estaba finalizado, pero decidieron no seguir con el expediente para darle una nueva perspectiva”, tal y como confirmó el propio concejal de Urbanismo en respuesta a las preguntas de los populares en la sesión plenaria. Eso a pesar de que tres días antes habían recibido el segundo requerimiento de la documentación que faltaba y con la advertencia por parte de la Xunta de las consecuencias del vencimiento del plazo. “No sólo son incapaces de llevar adelante ningún proyecto sino que ni siquiera ejecutan los trabajos que el PP dejó totalmente preparados”, lamentan desde el PP Local.

“Como muestra de la soberbia que les caracteriza, aún por encima inician un procedimiento judicial que estaban abocados de antemano a perder y en el que el juez ha sido muy claro tal y como se extrae del texto de la sentencia”, afirman los populares, que recoge que “el Concello no acredita ni alega en su demanda que haya puesto a disposición de la Consellería los terrenos necesarios, libres de cargas y gravámenes y con el régimen urbanístico adecuado, para la ejecución de las obras objeto del convenio, ni tampoco acredita ni alega que haya aportado la certificación justificativa de la disponibilidad de los terrenos. No ha cumplido con esos compromisos ni antes del acuerdo que declara la resolución del convenio ni después del mismo. Y de la lectura de la demanda no se deduce que esté en condiciones de cumplir ese compromiso ni su voluntad de hacerlo, ni queda probada ninguna causa que pueda justificar ese incumplimiento”.

“Ahora, no sólo Baiona ha perdido los 1,16 millones de euros con los que la Xunta iba a costear el 100% del proyecto de remodelación de la plaza de Sabarís para convertirla en un espacio moderno y accesible, sino que el Concello se ve abocado a pagar las costas procesales con el dinero de todos los vecinos”, concluyen desde el PP