Plantados más de 35.000 árboles en Chandebrito desde 2017

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Inauguración do "Bosque da Memoria" en Chandebrito.

Este viernes se cumplieron cuatro años desde que un 15 de octubre los incendios se apoderaron del sur de la comunidad arrasando a su vez la parroquia de Chandebrito, el domingo 17 la Comunidad de Montes celebrará un acto para rememorar uno de los sucesos más catastróficos jamás recordados en la parroquia nigranesa. 1.500 días después parece que la calma reina pero no sin esfuerzo.

Desde el suceso, tanto el planteamiento de la Comunidad de Montes como la de todos los vecinos dio un giro de 180 grados y en la actualidad pueden afirmar con orgullo que llevan plantados más de 35.000 ejemplares arbóreos. Lo cierto es que multiplicaron por ocho el espacio reservado para especies autóctonas pasando de 5 a 40 hectáreas, donde se incluye uno de 12 para crear un Parque Forestal entre el Concello y Diputación. Y es que el balance no ha podido ser más desolador: 455 hectáreas quemadas de las 460 con las que cuenta el núcleo nigranés y que suponen el 99% de sus montes, y lo que es más trágico, la pérdida de dos vecinas, Angelina y Maximina, que fallecieron atrapadas dentro de un vehículo.

Pese a que desde la entidad aseguran que “todavía queda por hacer” su política tomó un cariz mucho más preventivo. Gracias a la participación y colaboración de empresas privadas, administraciones, ONG´s, centros educativos, un programa televisivo o entidades artísticas, bosques, esculturas, excavaciones arqueológicas, la creación de rutas de senderismo o la mejora de los viales, entre otras iniciativas, enriquecieron un conjunto catalogado por muchos como “la zona cero” de los incendios, y en donde el simbolismo obtiene un peso vital sin borrar de la retina al fuego y sus consecuencias.

Precisamente Víctor Manuel Vidal, presidente de la Comunidad de Montes, afirma que muchas de las acciones puestas en práctica sirven para prevenir la expansión de las llamas, en caso de que la situación se repita. “Las líneas de masa autóctona funcionan como un perímetro de seguridad parapetando los núcleos poblacionales de Chandebrito”, aclara. Paralelamente la Xunta acaba de rematar la construcción de una presa contraincendios, con la posibilidad de suministrar agua a los helicópteros. El 4º aniversario se desarrollará en Chans de Rapadouro desde las 11:00 horas. A pocos metros de las instalaciones deportivas se plantarán 300 árboles autóctonos desde las 11:30 horas en un espacio de 7.000 metros cuadrados. A las 13:30 se ofrecerá un ágape a los asistentes y a las 15:00 se entregará un reconocimiento al agente forestal de zona, Pablo, Xunta, Diputación y Concello por la colaboración ofrecida.