El Servicio de Neumología del Área Sanitaria de Vigo alcanza la excelencia en el manejo de la Epoc y de la Alfa-1 Antitripsina

Las Unidades de Epoc y de Alfa-1 Antitripsina del servicio de Neumología del Área Sanitaria de Vigo acaban de ser acreditadas con la máxima certificación de calidad que concede la SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica).

Esta acreditación está considerada como el mayor reconocimiento para la atención de estas patologías en España, y sitúa a las Unidades del Chuvi como referentes a nivel regional e internacional, valorando la calidad asistencial, docente e investigadora desarrollada por sus profesionales. Según afirma el jefe de servicio de Neumología, Alberto Fernández Villar, “estamos muy satisfechos ya que a pesar de la pandemia conseguimos que ambas Unidades mantuvieran su actividad y sus proyectos de investigación e innovación, que con toda la trayectoria previa es lo que valida SEPAR con este certificado de excelencia”.

Para las responsables de ambas Unidades, las neumólogas Cristina Represas (Epoc) y María Torres (Alfa-1), la obtención de estas acreditaciones “reconoce que prestamos una atención con las mayores garantías y con el máximo nivel de disponibilidad y accesibilidad. Supone una validación de nuestro labor y del trabajo en equipo y colaborativo realizado con otros servicios hospitalarios, y sobre todo con la Atención Primaria”.

1500 pacientes anuales en la Unidad de EPOC

La Epoc es una patología producida por el consumo de tabaco y, en menor medida, por la exposición a otros humos, como los procedentes de las cocinas de leña. Es una de las enfermedades respiratorias crónicas más frecuentes, y afecta aproximadamente al 12% de la población mayor de 40 años.

La Unidad del Álvaro Cunqueiro atiende a 1500 pacientes anuales. Este dispositivo asistencial está compuesto por un equipo de 2 neumólogos, 1 enfermera gestora de casos, 1 TCAE y una 1 administrativa. Además, cuenta con la colaboración de la Unidad de Rehabilitación Respiratoria, disponiendo semanalmente de una consulta de fisioterapeuta para la valoración del paciente y educación en técnicas y ejercicios de gimnasia respiratoria. Anualmente tratan con este programa rehabilitador específico a 80 pacientes.

La enfermera gestora de casos es clave en el funcionamiento de esta Unidad. Lleva a cabo tareas de educación terapéutica, repaso de uso de inhaladores, apoyo sociosanitario y diferentes charlas informativas sobre la enfermedad y autocuidados. Además, los pacientes en seguimiento disponen de un número de teléfono directo para cualquier incidencia que pudieran presentar, y en el que se atienden una media de 10 pacientes diarios.

La Unidad mantiene una estrecha colaboración con HADO (Unidad de Hospitalización a Domicilio) para la derivación de pacientes que requieran este tipo de atención domiciliaria, así como con la Atención Primaria, en contacto estrecho con los médicos y enfermería de los centros de salud responsables de cada paciente, para coordinar cuidados, establecer planes conjuntos de actuación y llevar así una atención más integral.

Un ciento de pacientes en la Unidad especializada Alfa-1

El Déficit de Alfa-1 Antitripsina es una enfermedad genética poco frecuente, rara e incurable, que puede causar patologías pulmonares y hepáticas a quien la padece, niños y adultos. Se trata de un desorden hereditario, con gran afectación en la calidad y esperanza de vida.

El hospital Álvaro Cunqueiro dispone de una Unidad -único dispositivo asistencial específico existente en Galicia- en la que colaboran 3 neumólogos, 1 enfermera y 1 secretaria. Cuenta con la colaboración de los servicios de Digestivo, Pediatría, y el Laboratorio de genética. Además, hay que subrayar el trabajo conjunto con la Atención Primaria, ya que con este nivel asistencial han implementado una vía directa de derivación de los pacientes, desde los médicos de familia de los centros de salud a esta consulta especializada.

En el Cunqueiro se atienden anualmente unas 400 consultas, incluyendo a los pacientes y a sus familiares (dado que la familia se tiene que hacer estudios genéticos para confirmar o descartar la enfermedad). En el momento actual hay 100 pacientes, con déficit moderado y grave, diagnosticados y en seguimiento en la consulta. De hecho, este hospital es el centro europeo que más pacientes con esta patología ha incluido en el registro europeo de esta enfermedad (EARCO).

La enfermedad pulmonar afecta fundamentalmente a adultos jóvenes que, en combinación con el efecto del tabaco y otras exposiciones ambientales o laborales, como la contaminación del aire o el trabajo con productos tóxicos, desarrollan enfisema pulmonar. También es frecuente a patología hepática, sobre todo nos recién nacidos y en los niños.

Por último, cabe subrayar que esta patología está incluida dentro de las Enfermedades Raras, y que esta forma de organización asistencial colaborativa encaja en el marco de la Estrategia de Atención a las Enfermedades Raras que el SERGAS viene de presentar.