Izquierda Unida critica la prórroga del contrato de abastecimiento y saneamiento de Nigrán

FOTO: CONCELLO DE NIGRÁN // Operarios de Aqualia.

El contrato de la gestión integral del Servicio Municipal de abastecimiento de agua y saneamiento de Nigrán, fue adjudicado el 25 de junio de 1992 por el Pleno y se establece dentro de la cláusula 2.a relativa a la duración del contrato que “La duración del contrato será de veinticinco años contados a partir del comienzo del mismo, prorrogables tácitamente por períodos de cinco años hasta el máximo legal de 50 años, excepto denuncia expresa por alguna de las partes contratantes, notificada por lo menos un año antes a su vencimiento”.

El gobierno de Nigrán ya prorrogó dicho contrato hasta el 30 de septiembre de 2022, al rechazar el grupo municipal del PSOE, con la abstención del PP, la propuesta de remunicipalización formulada en el pleno de abril de 2016 por el grupo municipal de Nigrán Decide, en el que participaba Izquierda Unida. En ese pleno, para justificar el rechazo del grupo municipal socialista, el alcalde señaló que una auditoría se debía llevar a cabo para contar con los elementos para esa mejor decisión. Sin embargo, el gobierno municipal no realizó ninguna auditoría del servicio, a pesar de estar presupuestada.

Finalmente, este jueves 30 de septiembre, último día para poder hacerlo según se estipula en el contrato, no denunció el contrato, prorrogándolo durante cinco años más, hasta 2027.

Para José Cuevas, portavoz de Izquierda Unida en Nigrán, claro está que, a pesar de tener la etiqueta de socialista, el gobierno de Nigrán no apuesta por la recuperación de los servicios públicos esenciales privatizados, como es el del abastecimiento de agua. Hace falta recordar que, como se documentó en el pleno celebrado en 2016, el Tribunal de Cuentas, en su Informe 1.010 de fiscalización del sector público local del año 2011, asegura que la gestión privada de los servicios básicos como el abastecimiento de agua y saneamiento cuestan a la ciudadanía más de un 10% más que en la gestión directa y al mismo tiempo la gestión privada tiene un 25% más de pérdidas de agua que la gestión pública. “Por otra parte, la oposición, en este caso el Partido Popular, parece que no se preocupó del tema, ya que no realizó ningún tipo de iniciativa con relación a esta cuestión, convirtiéndose en cómplice del gobierno municipal en la prórroga de este servicio”, finaliza Cuevas.