Nigrán recibe el espacio interactivo “Creactivity” dirigido a fomentar el diseño y el ingenio en la infancia

El Ayuntamiento de Nigrán acoge desde hoy y hasta mañana 14 de septiembre el proyecto de la obra social “la Caixa” Creactivity, un espacio diseñado para fomentar la creatividad, el ingenio y la destreza de los niños y las niñas de entre 6 y 16 años o grupos familiares. La iniciativa toma forma a través de un autobús convertido en una unidad móvil adaptada que se encuentra en la Plaza del Ayuntamiento (permanece abierto al público de 10:00 a 14:00 y de 18:30 a 20:00 horas). A mayores, a lo largo de estos dos días grupos de escolares lo visitarán (cuenta con personal facilitador para exprimir al máximo el proceso de creación).

El vehículo está equipado por dentro con bancos, mesas de trabajo y diversas pruebas dispuestas para los escolares. Así, cuenta con diferentes áreas para poner en práctica distintas habilidades: la zona de la Mecánica, con espacios de engranajes, mecanismos, canicas y máquinas de pinball; la zona del Viento, con tubos de viento; la zona de la Electricidad; y la zona de la Luz, con el sistema stop motion.

Basado en el “design thinking”, busca que los participantes realicen creaciones y construcciones, ya sea de manera individual o colectiva, que respondan a los retos sugeridos o a sus propios retos a través de la manipulación, observación y exploración de materiales y fenómenos. El Creactivity se inspira en el movimiento tinkering liderado por el Exploratorium de San Francisco.

El objetivo último del Creactivity es empoderar a los niños y a las niñas para que intervengan en el mundo que les rodea. En un nuevo paradigma en el que el diseño está ganando cada vez mayor protagonismo (el movimiento “maker” es un ejemplo de eso), el Creactivity ofrece a los participantes la oportunidad de enfrentarse a nuevos desafíos de manera creativa, desarrollando habilidades como el trabajo en equipo y la autonomía. Además, es una muy buena oportunidad para que el alumnado participe de manera activa en las prácticas científico-técnicas y artísticas, viviendo situaciones que pueden ser muy buenos puntos de partida o de aplicación de aspectos clave tratados en el aula.